La mayoría de las hortalizas continuó ajustando precios a la baja en origen

La mayoría de las hortalizas registraron descensos de sus precios en origen una semana más, entre el 13 y 19 de febrero pasado, con lo que continúan ajustándose ante la recuperación de la oferta, según el último informe del Ministerio de Agricultura sobre la evolución de los Precios Medios Nacionales Agrícolas.

No obstante, se moderan en general la magnitud de los descensos en relación con las semanas precedentes, siendo los más destacados los de la berenjena, que experimenta una caída semanal del 52,13%, cotizando en origen a 40,32 €/100 kilos; la alcachofa, cuyo precio desciende un 19,9%, hasta 91,78 €/100 kilos; la judía verde plana, con un descenso en siete días del 15,45%, hasta una media 278,20 €/100 kg; el calabacín,  que desciende otro 15,10%, hasta medias de 46,73 €/100 kilos; la lechuga romana, con una caída del 14,52% en esta última semana, hasta 44,13 €/100 unidades, y el tomate redondo  liso, un 13,05% menos, hasta 42,67 €/100 kilos.

El Ministerio de Agricultura ve como reseñables, por otra parte, los incrementos de las cotizaciones del pimiento verde italiano (+27,10%, hasta 101,78 €/100 kg), así como en menor relevancia los del pepino (+4,51%, hasta 72,43 €/100 kg), mientras que la patata de consumo se mantiene estable, con un ligera alza del 0,94%, hasta 27,61 €/100 kilos.

Indicios para investigar

Por otra parte, la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA) consideró que existen indicios para iniciar una investigación sobre la bajada de precios en algunas hortalizas en origen desde finales de enero, centrada solo en tres productos concretos, el calabacín, la berenjena y el tomate, según informaron en una nota conjunta las organizaciones de ASAJA y COAG de Almería, tras una reunión de sus representantes con el director de la Agencia, José Miguel Herreros, en la que participaron también otras organizaciones del sector, incluidas las empresas comercializadoras.

Estas organizaciones apuntan el origen del fuerte descenso de los precios a la ausencia o incumplimiento de los contratos, aspectos que, de acuerdo a la Ley 12/2013 de medidas para la mejora del funcionamiento de la cadena alimentaria, son de plena competencia de la AICA.

En este sentido, Herrero comentó que se solicitará a los diferentes eslabones de la cadena, incluyendo empresas en origen y a la  distribución, la documentación existente en el periodo comprendido entre la semana 3 a la 7 (la última del 12 al 19 de febrero) del presente año.

Estas organizaciones agrarias esperan que todo este proceso permita dotar de mayor equilibrio y transparencia a la cadena, de forma que se ponga coto a prácticas abusivas que tienden a fijar un precio a la baja y que provoca que finalmente el último eslabón, el de los agricultores, reciba precios por debajo incluso de sus propios costes de producción.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015