noImage

La Junta de Castilla y León promueve la calidad alimentaria de los productos más demandados por los consumidores

El Gobierno autonómico mantiene como uno de sus ejes estratégicos el fomento de la calidad diferenciada de la producción agroalimentaria de Castilla y León, lo que ha permitido que en el periodo 2007-2013 se hayan conseguido 16 figuras de calidad alimentaria y que actualmente se estén tramitando otros nueve distintivos. La Comunidad se convierte en líder nacional en calidad alimentaria, unos productos cada vez más demandados por los consumidores que apuestan por alimentos seguros y de alta calidad.

Las crisis alimentarias de la década de los noventa propiciaron una nueva revisión por parte de la Unión Europea de las normas de seguridad alimentaria, y los consumidores empezaron a demandar alimentos más seguros y con mayor calidad. Unas exigencias que se incrementan en esta época del año donde los productos más reclamados por los consumidores son los que atesoran alguna distinción de calidad.

El sector agroalimentario de la Comunidad consciente de las tendencias de los mercados viene trabajando en la obtención del mayor número de figuras de calidad. Desde el año 2007 la Comunidad ha obtenido 16 nuevas distinciones para su producción agroalimentaria: DOP Vino de Calidad de Valtiendas, DOP Vino de Calidad de Sierra Salamanca, IGP Chorizo de Cantimpalos, IGP Pimiento Fresno Benavente, IGP Queso Los Beyos, MC Lechuga de Medina, MC Cereza de la Sierra de Francia, MC Castaña del Bierzo, MC Queso Castellano, MC Setas de Castilla y León, MG Chorizo de León, MC Torrezno de Soria, MC Garbanzo de Pedrosillo, MC Tostón de Arévalo, MC Judión de la Granja, y Tierra de Sabor.

Actualmente se está trabajando en el reconocimiento de nueve figuras que van a distinguir la calidad de los siguientes alimentos: IGP Morcilla de Burgos, IGP Queso de Burgos, IGP Ternera de Aliste, IGP Carne de Salamanca, DOP Vino de Calidad de Gredos, MC Espárrago de Tudela, MC Patata de Castilla y León, MC Ajo de la Guareña, DOP Vino de Pago de la Abadía de Retuerta.

Castilla y León cuenta con 61 figuras de calidad que agrupan a 24.209 explotaciones, un 23 % más que en el 2007, y 1.428 industrias, lo que la convierte en líder nacional en figuras de calidad alimentaria. Estas cifras sitúan a la Comunidad con más figuras de calidad que trece países de la Unión Europea.

La Consejería de Agricultura y Ganadería, a través del Instituto Tecnológico Agrario, es la administración competente para realizar las actuaciones de cara a conseguir las distintas figuras de calidad, y la encargada de controlar el cumplimiento de la normativa que condujo a la obtención de ese sello de calidad.

Además de este trabajo, el Gobierno autonómico viene dando su apoyo a través de distintas líneas de ayuda a los diferentes órganos de gestión de las figuras de calidad. Desde el 2007 se han concedido un total de 13 millones de euros.

‘Tierra de Sabor’

Dentro de las figuras reconocidas en este periodo destaca ‘Tierra de Sabor’, la marca de garantía creada por la Consejería de Agricultura y Ganadería para distinguir la excelencia de los productos agroalimentarios con origen en Castilla y León que se puso en marcha en marzo de 2009.

En estos cinco años ha logrado el reconocimiento tanto del sector como de los consumidores. Actualmente, hay adheridas al distintivo del corazón amarillo 851 empresas que portan el sello en 4.450 de sus productos lo que supone que más del 25 % de las industrias agroalimentarias forman parte de la cartera de alimentos más grande de España.

‘Tierra de Sabor’ ha logrado el objetivo de convertirse en el mejor escaparate para los productos agroalimentarios de calidad diferenciada de Castilla y León situándose en una posición privilegiada entre los consumidores. Según el informe de la consultora Nielsen, la enseña es conocida por el 60 % de los consumidores españoles, un grado de conocimiento que alcanza el 98 % entre los castellanos y leoneses.

Ley Agraria

La Ley Agraria, aprobada el 12 de marzo de 2014 por las Cortes de Castilla y León, dota al sector agroalimentario de calidad de la Comunidad, dada su relevancia, de un marco normativo estable y pensado para facilitar el ejercicio de la actividad agraria y agroalimentaria en condiciones de máxima competitividad.

La norma pone en valor la fortaleza del sector en calidad alimentaria al conferir, dado su relevancia, rango legal a ‘Tierra de Sabor’ y al establecer una nueva regulación de la calidad diferenciada de los alimentos en Castilla y León al recoger, por primera vez, un concepto homogéneo de esta calidad diferenciada de los alimentos, y establece un nuevo marco normativo para todas las figuras de calidad reconocidas en la Comunidad.

Los principales aspectos regulados en la ley en cuanto a calidad alimentaria son: Definición del concepto de Calidad diferenciada en Castilla y León; Definición de qué aspectos debe contemplar el pliego de condiciones de producto; Regulación de las distintas figuras de calidad diferenciada de productos agroalimentarios; Establecimiento de un procedimiento para el reconocimiento y extinción de las figuras de calidad diferenciada de productos agroalimentarios; Regulación del control de la calidad diferenciada de productos agroalimentarios; Regulación de la naturaleza de los órganos de gestión de las figuras de calidad diferenciada de productos agroalimentarios; Establecimiento de un sistema de reconocimiento de los Consejos Reguladores; Definición de las Marcas de Calidad Alimentaria y los requisitos que deben cumplir a efectos de ser consideradas como tales. Además dentro de la norma existe un capítulo específico para la marca de garantía ‘Tierra de Sabor’.

Sector pujante

El sector agroalimentario de Castilla y León, formado por 3.073 empresas, es clave en el desarrollo territorial de la Comunidad al emplear a 35.691 personas y al generar 10.102 millones de euros anuales de facturación. 
 

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015