La Influenza Aviar en Cataluña vino de focos de zonas de Francia declaradas libres del virus

El Departamento de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación (DARP) ordenó este 27 de febrero el sacrificio de dos granjas de patos situadas en el municipio de Sant Gregori, de 520 y 2.170 animales, después de confirmarse la presencia del virus de la Influenza aviar. Con estos, serían ya 27.314 patos sacrificados, unos 17.327 de la granja de Sant Gregori, origen del foco inicial, y 7.297 de otras seis granjas de engorde de patos afectadas a finales de la pasada semana.

Tal como prevé el plan de emergencia ante un foco de influenza aviar, el Departamento de Agricultura inmovilizará las granjas avícolas situadas en un radio de 3 kilómetros de estas granjas y restringe el movimiento de las explotaciones avícolas en un radio de 10 kilómetros. En estas zonas queda prohibida la cría de aves de corral al aire libre.

El estudio de la trazabilidad del ganado de las explotaciones ha confirmado que los patos de estas dos granjas y la del foco declarado también de Sant Gregori el 21 de febrero eran originarios de Francia, de zonas declaradas libres del virus.

Dada esta situación, el Departamento de Agricultura extremará los controles de todas las partidas avícolas procedentes de la Unión Europea y está haciendo la correspondiente investigación epidemiológica para identificar la causa de los focos.

Desde el Gobierno se ha empezado a trabajar con el Ministerio sobre las indemnizaciones para las explotaciones que tienen que sacrificar el ganado, que están previstas por la normativa europea, y son cofinanciadas por la Unión Europea y el Estado.

El Departamento de Agricultura recuerda que la Influenza aviar es una enfermedad que afecta a las aves y que el subtipo H5N8 no se transmite a las personas.

Alta patogenicidad

Estas granjas se unen al sacrificio de 6 granjas de patos, que recibieron aves para su engorde de la explotación de Sant Gregori en los últimos 30 días, en el que se confirmó el foco de virus H5N8 de alta patogenicidad (muy agresivo entre las aves).

Dada la situación, y en aplicación de las medidas previstas en el Plan de emergencia ante un foco de Influenza aviar, el Departamento acordó el pasado viernes 24 de febrero  sacrificar las granjas de engorde de patos, situadas en los municipios de Vilallonga de Ter, con un censo de 500 patos; Vilopriu, con 177 patos; Fontanilles, con 5.600 patos, Bescanó, con 450 patos; La Cellera de Ter, con 190 patos, y Lliçà de Munt, con 380 patos.

Además, por principio de máxima precaución, se ha tratado como foco una explotación de Sant Aniol de Finestres, que cuando fue inspeccionada ya había sacrificado todos los animales.

Se inmovilizan todas las granjas de aves que hay en un radio de 3 kilómetros alrededor de cada una de las explotaciones donde se han detectado focos y se restringe el movimiento de las explotaciones avícolas en un radio de 10 kilómetros. Estas medidas afectan a un total de 237 explotaciones de aves de corral comerciales y cerca de un millar de granjas de autoconsumo.

Desde los Servicios veterinarios oficiales y las Oficinas comarcales del Departamento de Agricultura se dará toda la información y asesoramiento a las explotaciones afectadas y se harán todos los controles previstos en el Plan de emergencia.

La Influenza aviar en Cataluña está acotada en las granjas de patos que han tenido relación con la explotación focos, y sobre estas se está actuando con la máxima celeridad para erradicar los focos y minimizar los riesgos de propagación.

Desde el Departamento se quiere recordar que estamos ante un problema de sanidad animal, ya que la influenza aviar es una enfermedad que afecta a las aves y el subtipo H5N8 no se transmite a los humanos.

 Desde el 28 de octubre de 2016 y hasta el momento se han notificado en Europa 781 focos de influenza aviar de alta patogenicidad en aves domésticas, 38 en aves cautivas y 972 en aves salvajes..

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015