La industria cárnica española exportó 2,3 Mt en 2016, por valor de más de 5.500 M€

La Asociación Nacional de Industrias de la Carne de España (ANICE) celebró el pasado 22 de marzo su Asamblea 2017 en el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, con una jornada en la que se han presentado los datos del sector cárnico español y su evolución durante 2016 y se han abordado varias ponencias de gran interés para la industria cárnica.

La jornada contó con la intervención del presidente de ANICE, Carlos Serrano, que dio la bienvenida a los asociados y los numerosos invitados asistentes, entre ellos la secretaria de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación, Carmen Vela, y fue clausurada por el secretario general de Agricultura, Carlos Cabanas.

Para el presidente de ANICE, Carlos Serrano, “la industria cárnica es el resultado de un esfuerzo colectivo de miles de empresarios, profesionales, técnicos y trabajadores que construyen cada día uno de los primeros sectores industriales del país con su dedicación y buen hacer, y que, pese a ello, es un sector poco conocido y a menudo tratado injustamente. ANICE es una Asociación comprometida con valores y principios de responsabilidad que nos orientan en nuestra actividad, y que extendemos a nuestras empresas asociadas y a todo el sector cárnico”.

En 2016, la carne de porcino española ha registrado un nuevo hito de producción, al superar por primera vez los 4 millones de toneladas, lo que marca un año más un nivel histórico nunca alcanzado. Con un crecimiento del 5,2% respecto a 2015, el sector porcino consiguió una producción de carne de 4,06 millones de toneladas.

Por su parte, los sectores de vacuno y ovino asentaron la tendencia de recuperación iniciada a partir de 2013 y, así, la producción de carne de vacuno creció un 1,9%, hasta las 637.737 toneladas, y el ovino/caprino creció un 1%, alcanzando 126.341 toneladas.

Un dato muy relevante es que la industria cárnica exportó el pasado año casi 2,3 millones de toneladas de productos de todo tipo por valor de 5.562 millones de euros a mercados de todo el mundo, con una balanza comercial muy positiva del 494%, un dato que muy pocos sectores económicos relevantes pueden presentar, y que contribuye a paliar el tradicional déficit comercial de nuestro país.

Entre los ponentes invitados, intervino en primer lugar el especialista internacional Justin Sherrard, Global Strategist Animal Protein de Rabobank, que habló sobre las “Tendencias mundiales del mercado de productos cárnicos”.

A continuación, el periodista José Ribagorda abordó el tema del “El disfrute del consumo de carne y productos cárnicos en nuestro país”, entablando un diálogo con el atleta de maratón Javier Guerra y el catedrático de Fisiología Manuel Castillo.

Por último, Carlos González, director de Desarrollo de Negocio de IFEMA, presentó la primera edición de Meat Attraction, una feria del sector y para el sector, orientada al negocio, que es lo que necesita ahora la industria cárnica española para terminar de superar la crisis.

A continuación, se entregaron los II Premios ANICE en sus cinco categorías: “Trayectoria empresarial”, “Amigos de la Carne”, “José Flores a la Innovación”, “Gastronomía y Salud” y “Sostenibilidad y Medio ambiente”.

Premios ANICE del Sector Cárnico

El Premio a la “Trayectoria Empresarial se ha entregado a los empresarios murcianos José, Tomás y Juana Fuertes Fernández, que han conseguido, tras 62 años de andadura profesional, situar a ElPozo Alimentación entre los grupos líderes del sector cárnico internacional aportándole a la organización valores fundamentales como el esfuerzo, la superación y el trabajo en equipo. ElPozo es el germen de lo que hoy en día es Grupo Fuertes: un holding que en 2015 facturó 1.443 millones  de euros, con un equipo humano de más de 6.000 personas y una inversión de más de 430 millones de euros en los últimos cinco años.

En la categoría “Amigos de la Carne”, el Premio ha correspondido este año a la Confederación Española de Detallistas de la Carne (CEDECARNE), con especial reconocimiento al que ha sido su coordinadorgGeneral en los últimos 18 años, José Moya Agudo, por su papel desde su constitución en el año 1998 en la unión y representación de los intereses del sector especializado de la carnicería-charcutería.

En la categoría “José Flores a la Innovación”, el Premio se ha entregado este año al Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA), con especial reconocimiento al que es su director desde 2012, Manuel Lainez Andrés, por su labor en el campo de la investigación, desarrollo e innovación (I+D+i) en materia agroalimentaria, el apoyo permanente a los sectores ganaderos y cárnicos y su atención a sus inquietudes y cuestiones que estos les han planteado a lo largo de los años.

El Premio “Gastronomía y Salud” se ha entregado a los periodistas David Ruipérez Serrano y Carmen Cardoso Parra, por la reciente publicación y el gran impacto que ha tenido su libro “El carnívoro feliz”, que sirve de guía para comer carne de forma saludable.

Y en la categoría “Sostenibilidad y Medio Ambiente, se ha entregado el galardón a la empresa valenciana Embutidos F. Martínez R., S.A., por implementar un Plan de Sostenibilidad Integral, Evaluable, Medible y Certificable por una entidad de acreditación, que recibió de Bureau Veritas el reconocimiento de Primera Empresa Certificada en Plan de Sostenibilidad Integral conforme al Reglamento u requisitos de la Estrategia de Sostenibilidad en el periodo 2015-2016.

Retos y objetivos del sector

En el desarrollo de la Asamblea se hicieron también patentes algunos de los principales retos, objetivos y necesidades del sector, entre los que se destacaron:

– La necesidad de una mayor resolución por parte de la Administración en la apertura de países para todos los productos, y una necesaria unificación de competencias administrativas que haga más competitiva a la industria española y elimine ineficacias en la actividad internacional.

– La mejor protección de nuestro patrimonio cárnico y gastronómico, consiguiendo las IGPs para emblemas de nuestro país como el Jamón Serrano y el Jamón y demás derivados del cerdo ibérico.

– La necesidad de mejorar la imagen y la comunicación ante la proliferación de mensajes contrarios a las carnes y elaborados desde distintos ámbitos, y profundizar para ello en la unión de los sectores ganadero-cárnicos a través de sus organizaciones interprofesionales.

– La preocupación por el conflicto de la estiba y su compleja resolución, que afecta a las empresas por el desvío de los barcos, que hace que los contenedores se acumulen en las instalaciones portuarias y se llenen las cámaras de las industrias, con el peligro de colapso del sector.

 

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015