La industria alimentaria de Castilla y León pide prudencia en la aplicación de la Ley de la cadena

El presidente de la Asociación de la Industria Alimentaria de Castilla y León (Vitartis), Félix Moracho, pidió a la ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, “prudencia” en la aplicación de la Ley de la Cadena Alimentaria para poder solventar las dificultades que presenta en cada uno de sus eslabones. Para ello, es necesaria “una gran voluntad de integración de todos los agentes implicados, desde los productores a la industria y la distribución”.

Moracho trasladó esta inquietud de VITARTIS a la ministra durante la comida que mantuvieron con los miembros de la Junta Directiva, a la que también asistió la consejera de Agricultura, Milagros Marcos.

Además, quisieron hacer llegar a García Tejerina su preocupación por el agravio comparativo que se produce entre comunidades autónomas por la aplicación de distintos criterios en las inspecciones de etiquetado de los productos, a pesar de estar regulado por una normativa estatal. “Una situación que provoca discriminación entre empresas, con importantes desigualdades entre comunidades autónomas”, apuntó.

Durante el encuentro se abordó también la posible creación de un “instrumento financiero de ámbito nacional” para la gestión de las ayudas a la inversión en la industria alimentaria dentro del Plan de Desarrollo Rural (PDR) procedentes de la Junta de Castilla y León, a las que se uniría la aportación financiera del Banco Europeo de Inversiones y de las entidades regionales, con lo que esta nueva herramienta financiera podría gestionar “una cantidad muy importante de recursos destinados a la inversión en el sector”.

La comida, que se celebró en la bodega de Grupo Yllera El Hilo de Ariadna, en Rueda (Valladolid), tuvo lugar tras la celebración de la Junta Directiva de VITARTIS en la que se analizó el cambio de estructura de la asociación, que desde el mes de septiembre cuenta con la figura de la dirección general —cargo asumido por Cristina Ramírez de Lara— lo que supone un paso más en la apuesta por crecer y aglutinar a todo el sector regional. De hecho, VITARTIS ha experimentado este año un crecimiento superior al 30%, hasta alcanzar los 65 miembros.

La Junta Directiva también analizó el creciente papel de VITARTIS como interlocutor ante de las administraciones, además de hacer un balance de las actividades llevadas a cabo por la Asociación, entre las que se encuentran las jornadas celebradas y los encuentros empresariales que se han puesto en marcha en distintas provincias para acercar la actividad de la organización a la industria y poner en común la aplicación de la Ley de la Cadena Alimentaria. También estuvieron sobre la mesa otros temas de actualidad, como la problemática del sector lácteo, el del azúcar y los cloratos en los alimentos.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015