El granizo afecta a más de 7.000 ha de cultivos de diversas comarcas de Aragón y Cataluña

La fuerte tormenta registrada la tarde-noche del domingo 22 de mayo en las comarcas catalanas del Segrià y Les Garrigues afectó a unas 3.181 hectáreas de cultivos. Esta es la cifra que ha dado hoy el director de los Servicios Territoriales del Departamento de Agricultura en Lleida, Ferran de Noguera, en una reunión en la Granja d’Escarp (Segrià) con los alcaldes de las zonas para evaluar los daños y visitar algunas de las fincas afectadas. En Aragón, según UAGA, se vieron afectadas unas 4.000 hectáreas de cultivos.

Ferran de Noguera explicó que la tormenta, proveniente de la parte de Aragón, iba acompañada de granizo, con fuertes rachas de viento y con bastante intensidad de piedra seca en algunas zonas. El director destacó que los daños causados se produjeron  inicialmente la zona sur de la comarca del Segrià, principalmente en el municipio de La Granja de Escarp, afectado casi en su totalidad, y parte de los municipios vecinos de Seròs, Massalcoreig, Maials, Llardecans y Torrebesses.

 El temporal retomó fuerza al llegar a las Garrigues, afectando a los municipios deGranyena de les Garrigues, Juncosa, El Soleràs, Els Torms y La Granadella .

La piedra caída tenía un diámetro de entre 1-1,5 cm y afectó principalmente el cultivo de la fruta dulce, con un nivel de daños muy disperso, llegando en las zonas más afectadas a pérdidas de entre el 70 y 100% de la cosecha.

Las plantaciones en cosecha y las más próximas al período de cosecha, de finales a medio o finales de junio, son las más afectadas. Por otra parte, el cultivo del almendro de la comarca del Segrià también se ha visto afectado, pero en menor medida con caída de frutos que difícilmente superan el 20%.

En el caso de Les Garrigues, los cultivos más afectados fueron el almendro y el olivo. El almendro también ha sufrido con un grado de afectación muy dispar, de entre un 10 y un 50% a causa de los golpes de la piedra en los lugares de mayor afectación, y además habría un 10% de almendras caídas.

En el caso del olivo, en los municipios de Les Garrigues se estima que habrá entre un 10 y un 20% de pérdida de flores, y habrá que esperar para ver en qué bajada de producción se puede traducir. En todos los municipios afectados, al olivo podemos encontrar daños en la madera y defoliación que requerirán tratamientos. Los municipios más afectados por reducción de floración son la Granyena de les Garrigues, Juncosa, El Soleràs, Els Torms y La Granadella.

La tormenta continuó hacia El Albi, Vinaixa, Bellaguarda y el Vilosell , pero ya con más agua y menor afectación para los cultivos.

Aragón

Alrededor de 4.000 hectáreas de frutales, cereal y viñedos, de ellas entre 800 y 900 de la Denominación de Origen (DOP) Cariñena, se han visto afectadas por la tormenta de granizo que ayer descargó en el entorno de la comarca de Campo de Cariñena y del Bajo Cinca.

Fuentes de la Unión de Agricultores y Ganaderos (UAGA) informaron que la zona más afectada fue la de Alfamén, donde, según las primeras estimaciones, el granizo ha causado daños en unas 2.500 hectáreas de viña, cereza y cereal.

En Almonacid de la Sierra, también en el Campo de Cariñena, la superficie afectada fue de 1.000 hectáreas, mientras que en la comarca del Bajo Cinca en Mequinenza (Zaragoza) y Torrente de Cinca (Huesca) se vieron afectadas entre 300 y 400.

Asimismo se han producido daños en otras tres localidades de la comarca cariñenense como Mezalocha, Longares y Muel, según dichas fuentes, que también han recibido partes de siniestros de la zona de Calatayud y Aniñón en la Comunidad de Caltayud, y Tauste en las Cinco Villas.

Según las primeras estimaciones, se calcula que está dañada el 100 % de la cosecha de albaricoque, cereza y melocotón, mientras que en el caso de la D.O Cariñena los daños afectan al 30 % de la vid.

En Mequinenza, según una nota de prensa del Ayuntamiento,  la tormenta afectó a la zona comprendida entre las partidas de “Monegre” y “Riols”, en el límite con la vecina localidad de Torrente de Cinca, y dañó cultivos de cereal, almendro, olivo y frutales, cerezo y albaricoque principalmente.

A falta de datos oficiales, en la partida de “Monegre” los daños podrían superar el 60 % mientras que en la partida de “Riols” podría llegar al 100 % de la cosecha en algunas zonas

La del pasado 22 de mayo fue  la segunda tormenta de granizo que afecta al municipio esta campaña, ya que a principios de la semana pasada otra produjo daños en cultivos de las partidas de el “Pla”, “Barranc d’Amat” y “Vallaserra”, principalmente en frutales y almendros.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015