La Eurocámara aprueba mejorar los controles de plagas en las importaciones de cítricos

La vicepresidenta de la Comisión de Agricultura del Parlamento Europeo, Clara Aguilera, mostró su satisfacción, tras ser aprobada en el pleno del Parlamento Europeo, por amplia mayoría,  su propuesta de resolución para mejorar los controles de las plagas en las importaciones de cítricos. Organizaciones agrarias, cooperativas,  empresas exportadoras y la interprofesional Ailimpo reaccionaron favorablemente.

La Eurocámara rechaza así las modificaciones que  la Comisión Europea pretende introducir sobre los controles de las importaciones de cítricos de terceros países en la actual normativa de Sanidad Vegetal de la UE.

“Hoy hemos enviado un mensaje contundente a la Comisión. No se pueden relajar los controles fitosanitarios de los cítricos importados de terceros países cuando su destino sea la industria y no el consumo en fresco. Estamos hablando de la introducción y propagación de plagas muy peligrosas como “Black Spot” o “Citrus Canker”, que suponen una amenaza a las plantaciones de cítricos a Valencia, Andalucía u otros territorios de la Unión y no aceptamos que se implanten dos canales fitosanitarios de entrada en función del destino del producto”, ha manifestado Clara Aguilera.

Para la dirigente socialista, relajar esos controles supone asumir “un riesgo innecesario”, y pone en valor la resolución aprobada hoy porque introduce una serie de controles que limitan las posibilidades de contaminación y propagación de las plagas.

La reciente reforma de la norma europea de sanidad vegetal, Reglamento UE 2016/ 2031, tardará tres años en entrar en vigor. “Las modificaciones propuestas por la Comisión van en contra del espíritu del nuevo Reglamento en el que se establece, con carácter general, un refuerzo de los controles fitosanitarios de las plantas que entran y circulan por el territorio de la UE”, ha explicado Aguilera. “Parece que algunos no han aprendido la lección del drama vivido con la Xylella Fastidiosa en el caso del olivar del sur de Italia”, ha añadido.

El texto aprobado establece, respecto a estas dos plagas, que los frutos de terceros países que crucen la frontera de la UE deberán ir acompañados de un certificado fitosanitario sobre los tratamientos a los que ha sido sometida la parcela y otros requisitos específicos de trazabilidad necesarios para garantizar que solo entren en la UE cítricos en perfecto estado fitosanitario.

Reacciones

El sector citrícola español valoró la “resolución histórica” del Parlamento Europeo (PE), que insta a la Comisión Europea a presentar medidas de defensa fitosanitaria de los cítricos europeos “realmente efectivas”.

Así lo apuntaron, en un comunicado conjunto, Cooperativas Agro-alimentarias; las organizaciones agrarias COAG, Asaja y UPA; el Comité de Gestión de Cítricos (empresas exportadoras) y la interprofesional Ailimpo.

Los representantes del  sector citrícola español aseguraron que esta posición “viene a corroborar las peticiones que en los últimos meses se vienen haciendo desde este ámbito y a nivel  europeo”.

Al respecto, calificaron esta decisión de los eurodiputados de “histórica”, porque “ha pesado más el interés de preservar la seguridad fitosanitaria de la producción citrícola del Sur, que los intereses de los importadores y la industria del Norte de Europa”.

De igual forma, valoraron que los eurodiputados, al margen de su partido e ideología, “se hayan concentrado en advertir del riesgo de que otras plagas, tan peligrosas como la Xyllella, entren en la UE y ocasionen gravísimos e irreparables daños”.

“Es la primera vez, desde que entró en vigor el Tratado de Lisboa, que el Parlamento Europeo objeta un acto de ejecución de la Comisión”, añadieron en el mismo comunicado.

Los representantes del sector citrícola español destacaron, en este sentido, “el trabajo concienzudo y constante” de los eurodiputados españoles de la Comisión de Agricultura y esperan ahora que “esta resolución llegue a la Comisión como un mensaje claro y unívoco y provoque la presentación de un nuevo proyecto”.

Por ello,  subrayaron que “ni la Comisión ni los Estados miembro pueden ya ignorar el criterio del conjunto del sector citrícola europeo, que es ahora el del Parlamento” y que el futuro proyecto tendrá que introducir algunos “cambios fundamentales”.

Por una parte, respecto a las enfermedades de la “Mancha Negra” y el “Cancro de los cítricos”, creen que debería eliminarse la posibilidad de que el producto importado de países contaminados, en teoría destinado a la fabricación de zumo, entre en Europa con menores cautelas y control que las exigidas para el producto para fresco.

Ese “canal paralelo” que plantea de momento la Comisión Europea, permitiría que esos cítricos, una vez dentro de la UE, pudieran acabar en el mercado en fresco y generar “un peligro inasumible”.

Por otra, para que la introducción en la Directiva de la nueva plaga –Thaumatotibia leucotreta– sea efectiva, los citricultores españoles reivindican que se exija al producto importado desde países contaminados el “cold treatment” o tratamiento de frío o “un método de eficacia equivalente y objetivamente avalada por la EFSA” y no dar por válidos tratamientos decididos sólo por el importador.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015