La Eurocámara aprueba incluir la dehesa dentro de la definición de pastos permanentes en la PAC

La Comisión de Agricultura del Parlamento Europeo aprobó este miércoles 3 de mayo, por amplia mayoría, la inclusión de los pastos mediterráneos dentro de la definición de pastos permanentes, cuya exclusión implica actualmente fuertes penalizaciones sobre las ayudas europeas que reciben los productores.

La eurodiputada del PP, Esther Herranz, manifestó su satisfacción por la adopción de las enmiendas presentadas por el Partido Popular y el Partido Socialista Español a favor de  modificar dicha definición, lo que supone el pleno reconocimiento de la Dehesa española como beneficiaria de las ayudas de la Política Agrícola Común (PAC).

La Comisión parlamentaria adoptó su dictamen sobre la propuesta de la Comisión Europea de revisión de los textos legislativos de la PAC, propuesta conocida como “Omnibus”, y esa medida figuraba dentro de las principales demandas de España.

“La legislación europea actual sólo reconoce como pastos permanentes aquellos en donde predominan los herbáceos, sin tener en cuenta las especies leñosas presentes en los pastos mediterráneos, lo que se ha traducido en un agravio comparativo entre el Sur y el Norte de Europa”, indicó la eurodiputada Herranz al término del voto.

Esa disposición se ha traducido “en penalizaciones injustificadas sobre los pastos leñosos, que además tienen un gran valor ecológico, lo que se contradice con el espíritu de la última reforma de la PAC, en la que se ha querido promover una mayor aportación del campo a los requisitos medioambientales de la sociedad”

Herranz se mostró globalmente satisfecha por el informe parlamentario puesto que “incluye una gran parte de las demandas que se han transmitido desde España”, entre las que figura igualmente la posibilidad de aumentar el porcentaje de ayudas extraordinarias para jóvenes agricultores hasta el 50% de la ayuda o pago base, frente al 25 por ciento existente en la actualidad.

Por otra parte, el informe recoge varias peticiones planteadas por el PP que afectan al sector vitivinícola, como dar prioridad a los jóvenes a la hora de acceder al reparto de los derechos de plantación y que este reparto se realice en virtud de un prorrateo cuando las solicitudes excedan el número máximo de hectáreas disponibles.

La eurodiputada riojana indicó que esas medidas  “facilitarán la incorporación de los jóvenes a un sector de enorme relevancia para La Rioja”.

Herranz manifestó su convencimiento de que “el informe de la Comisión parlamentaria será tenido en cuenta en el voto final del próximo pleno del Parlamento y en las negociaciones con el  Consejo de la Unión Europea,

Agricultor activo

Por su parte, la vicepresidenta de la Comisión de Agricultura del Parlamento Europeo, Clara Aguilera, valoró positivamente el rechazo de la citada Comisión a que la definición de “agricultor activo” se aplique de manera voluntaria a parir de 2018, “al considerar fundamental su mantenimiento en el ordenamiento jurídico de la PAC y porque el afán de simplificar no debe dar al traste con uno de los  aspectos más positivos de la última reforma”.

Este rechazo fue recogido en el informe de la Comagri sobre el reglamento “Omnibus”, en el que no solo se reacciona ante las modificaciones propuestas por la Comisión Europea en los cuatro Reglamentos rectores de la PAC, sino que van más allá en sus propuestas de reforma.

Sobre jóvenes agricultores, Aguilera señaló que el informe aprobado refuerza su posición de forma significativa, tanto en el Reglamento de Desarrollo Rural, como en el de Pagos Directos, con el fin de que no pierdan su ayuda al incorporarse a una cooperativa o a otro tipo de sociedad y, especialmente, permitiendo que los Estados miembros puedan aplicar incrementos en las ayudas a este colectivo.

Aguilera hizo referencia, además de la inclusión del reconocimiento de la especificidad del bosque mediterráneo, de la dehesa, en la definición de pastos permanentes en la PAC, a las cambios aprobados en la OCM Única,  como la introducción de las denominadas “Organizaciones de Negociación”, con el fin de que esta figura mejore la posición de los productores en la cadena de valor, a pesar de que, en su opinión, sigue siendo necesaria una norma europea para la cadena alimentaria.

La eurodiputada socialista destacó también que son patentes las mejoras logradas con el reconocimiento de las organizaciones interprofesionales transnacionales y la posibilidad de que las organizaciones de productores de frutas y hortalizas (OPFH) realicen acciones para la apertura de mercados en terceros países.”

El informe de la Comagri deberá ser ahora validado en el Pleno del Parlamento Euopeo y, a su vez, asumidas automáticamente por la Comisión de Presupuestos en su informe sobre la propuesta general de Reglamento “Omnibus”. Tras esto, el Consejo de Ministros deberá finalizar la negociación a finales de año para que los cambios entren en vigor en 2018.

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015