La enfermedad de la “lengua azul” en ganado rumiante se extiende a cuatro quintas partes de Francia

La epidemia de “lengua azul” o fiebre catarral ovino, que afecta al ganado rumiante (vacuno, ovino y caprino) y que se manifestó ya en Francia en el mes de septiembre del pasado año, se ha extendido a 78 departamentos del centenar que existen en el vecino país, con un total de 237 casos registrados hasta finales de la pasada semana, según anunció el Ministerio francés de Agricultura.

Una buena parte de esos casos se concentran en los departamentos de la zona Centro de Francia, con 85 en el departamento de Puy de Dôme, 45 en el de Allier, 15 en la Nièvre, 13 en la Loire, 12 en la Creuse, 7 en el Cantal, 6 en Saône et Loire y 5 en Haute Loire, Indre o en Aveyron, señaló el Ministerio en una puesta al día de los datos de esta epizootía en su página de Internet.

Las únicas zonas de Francia que, por ahora, quedan excluidas del área reglamentada con limitaciones al movimiento del ganado son el Noroeste, en torno a la fachada atlántica, desde Bretaña, hasta la frontera belga.

El primero de los casos se detectó en Allier en un criadero de ganado ovino y bovino a comienzos de septiembre. Un veterinario identificó allí los signos identificativos de la enfermedad, que quedó confirmada con los análisis en el laboratorio nacional de referencia ese mismo mes. Se trata del serotipo 8, que no se había detectado en Francia desde 2010, según destacó la Agencia EFEAgro.
 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015