La EFSA confirma la bacteria “Xylella fastidiosa” como causante de la muerte de olivos en el Sur de Italia

Una cepa de la bacteria “Xylella fastidiosa” está detrás de la muerte de olivos en la región de Apulia, en el Sur de Italia, según un estudio difundido este 29 de marzo por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, en sus siglas en inglés).

Mientras, otro estudio, por el contrario, el realizado por el Laboratorio de Sanidad Vegetal de La Mojonera (Almería), dependiente de la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, confirmó  la ausencia de la  citada bacteria en Andalucía tras realizar más de 600 análisis en muestras de olivar desde 2015.

La AESA/EFSA, con sede en Parma (norte de Italia), confirmó en un comunicado dicho origen,  tras las investigaciones realizadas en esa zona durante los últimos dos años por científicos del Consejo Nacional de Investigaciones italiano.

“Los resultados confirman que la cepa CoDiRo de la ‘Xylella fastidiosa’ causa la muerte de los olivos. Es un importante paso adelante, porque solo podemos valorar adecuadamente el riesgo de la epidemia que se extiende desde Apulia si conocemos más su cepa”, afirmó el responsable de la EFSA Giuseppe Stancanelli, según recoge la agencia EFEAgro.

Para el estudio se analizaron cultivos mediterráneos como la aceituna, la uva, los cítricos, la almendra, el melocotón, la cereza y la ciruela, así como otras especies forestales como la encina y otras ornamentales. Las muestras fueron expuestas a insectos vectores que estaban infectados y, además, se les inoculó la bacteria de forma artificial.

Las plantas de olivo presentaron síntomas similares a los observados en el campo como la desecación, aunque no todas las variedades respondieron de la misma manera y en algunas de ellas la concentración bacteriana fue menor, por lo que todavía deben hacerse más pruebas para entender los diferentes comportamientos.

Stancanelli destacó la necesidad de continuar investigando las respuestas del olivo mediterráneo con el fin de identificar las variedades tolerantes y resistentes que los agricultores pueden cultivar en las zonas afectadas por la “Xylella fastidiosa”.

Los experimentos sobre el terreno también mostraron que la chicharra espumadora (“Philaenus spumarius”) puede transmitir la bacteria a los olivos y arbustos, como la adelfa, especies altamente susceptibles en las que se detectó la infección hasta seis meses después de su exposición a la bacteria, cuando todavía no tenían síntomas.

Mientras, las plantas de cítricos, vides y encinas mostraron resistencia a la bacteria, ya que no se observaron síntomas preocupantes o infección sistemática, si bien seguirán bajo observación durante la próxima estación y se mantendrán los experimentos hasta un máximo de diez años.

La mencionada bacteria se halló por primera vez en 2013 en olivos de Apulia, destruyendo miles de ejemplares, y a lo largo de 2015 ha aparecido en cultivos en Córcega (Francia) y en la Costa Azul francesa, lo que ha llevado a las autoridades europeas a intensificar los controles.

La “Xylella fastidiosa” ataca principalmente olivos, que muestran hojas abrasadas, ramas desecadas y síntomas de rápido deterioro que en los casos más graves llevan a la muerte del árbol.

Sin Xylella, en Andalucía

Por su parte, el Laboratorio de Sanidad Vegetal de La Mojonera (Almería), dependiente de la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, confirmó este martes 29 de marzo  la ausencia de la bacteria ‘Xylella fastidiosa’ en Andalucía tras realizar más de 600 análisis en muestras de olivar desde 2015.

Estas pruebas, en muestras de olivar, además de en almendros, cítricos y plantas ornamentales de las provincias de Almería, Granada, Málaga y Jaén, se han enmarcado en las actuaciones previstas en el Plan de control de esta enfermedad que apareció en 2013 en el sur de Italia.

Este patógeno, que afecta fundamentalmente al olivar, pero también al almendro y a los cultivos ornamentales, está declarado como organismo de cuarentena por la Unión Europea.

Con el objetivo de investigar, prevenir y evitar la llegada a Andalucía de esta enfermedad bacteriana, la Consejería de Agricultura diseñó la ‘Estrategia Andaluza de Lucha contra la Xylella fastidiosa’.

Dicha estrategia refuerza el Plan de Contingencia elaborado por el Ministerio de Agricultura, en cumplimiento a las exigencias comunitarias de evitar la entrada y propagación en la Unión Europea de esta bacteria.

El Laboratorio de Producción y Sanidad Vegetal de la Junta regional,  ubicado en La Mojonera, encargado del control del análisis de bacterias de la zona oriental, tomó la iniciativa de poner a punto las técnicas diagnósticas que hiciesen posible su detección temprana, principalmente a través de las técnicas más sensibles para el análisis de la bacteria, como las de biología molecular.

La Consejería de Agricultura y Pesca considera prioritaria la detección de esta bacteria en Andalucía para proceder a su control y evitar su posible expansión.

El laboratorio de Almería ha orientado su capacidad de análisis para poder atender a una alta demanda de muestras, en caso de que fuese necesario, con una respuesta analítica a las 72 horas como máximo.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015