La cooperativa Productores del Campo inicia la celebración de su 75 aniversario

La cooperativa sevillana Productores del Campo, con sede en Alcalá del Río (Sevilla), se encuentra de celebración en este año 2017. Concretamente, se han cumplido 75 años desde que, en 1942, un grupo de agricultores se agrupara para la compra en común de abonos, semillas y otras materias. Varias décadas después, esta cooperativa multisectorial suma 600 agricultores, 9.500 hectáreas, 40 empleados fijos y 150 eventuales, así como una facturación media anual de 25 millones de euros.

Para celebrar tan señalada fecha, la cooperativa tiene previsto realizar diferentes actos conmemorativos que comenzaron el pasado 6 de junio, acogiendo la reunión periódica de la Comisión de Precios de la Lonja de Cereales de Sevilla, integrada por productores, cooperativas, industrias y comerciantes.

Constituida en 1942, el crecimiento tomó impulso en 1979, año en el que se adquirieron los terrenos de la finca La Caridad, donde se ubican actualmente sus instalaciones, construyéndose posteriormente un edificio de oficinas, báscula, almacén de suministros, así como silos para el almacenamiento de cereales. En los años 80, la cooperativa amplió silos y terreno para la construcción de dos naves de 2.500 metros cuadrados cada una. Más tarde, en 1988, creó una nueva sección de algodón para la comercialización en común y la compra de maquinaria.

Durante los 90, mantuvo la actividad y superó la crisis derivada de la fuerte sequía en el campo andaluz. Posteriormente, en 1998, Productores del Campo vivió otra expansión en cuanto a inversión, cifra de negocios y empleo con la instalación de una desmotadora de algodón y, en 2001, con el levantamiento de la central hortofrutícola para la manipulación y comercialización de cítricos y frutas.

Años más tarde, en 2008, creó el servicio financiero, origen de la sección de crédito, constituida formalmente en 2015, para la optimización de la gestión financiera de los socios y la cooperativa. En diciembre de 2014, se inauguró el Centro de Formación y Asesoramiento, ubicado en la plaza de España de Alcalá del Río y, desde 2015, se ha puesto en marcha un campo de experimentación en la finca Las Arenas, próxima a la cooperativa.

Como resultado de todos estos procesos de crecimiento y expansión, la cooperativa cuenta en la actualidad con cinco secciones: Común, Cereales, Algodón, Alcafruit y Crédito. Los 600 socios pertenecen a la primera de ellas, centrada en suministros, asesoramiento, seguros, servicios, tramitación de ayudas, telefonía y otras necesidades de los socios. Por su parte, la sección de cereales está formada por 165 agricultores de maíz, trigos (duros y blandos), girasol, cebada, guisante y habas, contando con una capacidad de almacenamiento de 30.000 toneladas.

Algo menos, 110 agricultores constituyen la sección de algodón, mientras 104 integran la sección denominada Alcafruit, reconocida como Organización de Productores de Frutas y Hortalizas (OPFH), dedicada principalmente a los cítricos (naranja y mandarina), tanto en producción ecológica como integrada, así como también a la fruta de hueso (melocotón, nectarina, ciruela, albaricoque, paraguayo) y caqui Persimón. Finalmente, a la sección de crédito pertenecen, como en la primera, todos los socios y su objetivo es optimizar y darles el mejor servicio financiero, así como a la propia cooperativa.

“Nuestra cooperativa, por convencimiento, tiene una clara vocación de integración y, desde hace años, forma parte, comercialmente, de diferentes grupos y empresas”, afirma el presidente de Productores del Campo, Francisco J. Bernal.  En este sentido, explica, el sector de cereales está integrado en la cooperativa Cocereales (anteriormente, Cereales Sevilla); el de algodón, en Coalsa (empresa participada por cooperativas); y el de frutas en las cooperativas Anecoop y Zuman. Además, son agente de la correduría de seguros Insufese (de cooperativas) y esperan integrarse, próximamente, en la cooperativa Almendrera del Sur.

“Esta forma de entender la cooperativa nos lleva a involucrarnos activamente en el resto de actividades con otras empresas, a fin de ofrecer los mejores servicios a nuestros socios”, añade el presidente. Actualmente está integrada en Fitoquivir, de fitosanitarios; y cuenta con convenios con Cepsa, en carburantes; Vodafone, en telefonía, Pioneer y Guadalsem, en semillas; y Goymar, para las instalaciones de riego, entre otros.

De cara al futuro, Francisco J. Bernal subraya que la cooperativa continuará evolucionando, a fin de lograr mayor volumen en sus producciones y tener un mayor poder de negociación, tanto para la venta de las mismas como para la adquisición de suministros. Además, esperan un cambio en cuanto a la producción de cultivos, debido a la entrada en modernización del riego en la Comunidad de Regantes del Viar, a la que pertenecen la mayoría de sus socios, lo que beneficiará a las producciones de mayor valor añadido.

“Los bajos precios registrados por los cereales en las últimas campañas, está haciendo que los agricultores incrementen su superficie de cítricos o que apuesten por otros leñosos como ciruelo, caqui, almendro, olivar y por hortícolas, como patata, cebolla, sandía o tomate para industria”, comenta.

Por tanto, y en opinión del presidente, Productores del Campo no cesa en su evolución, crecimiento y adaptación, porque “somos una cooperativa dinámica, versátil y dispuesta a cumplir, al menos, otros 75 años más”.

La cooperativa continuará celebrando el aniversario a lo largo de los próximos meses con diferentes actuaciones, estando previsto un encuentro institucional para el otoño o invierno como broche final.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015