La cooperativa manchega El Progreso distingue a sus presidentes en el acto del Centenario

La Cooperativa oleovinícola El Progreso de Villarrubia de los Ojos (Ciudad Real) celebró ayer por la tarde-noche su acto institucional, uno de los eventos multitudinarios del programa de actividades con motivo del Centenario, donde reconoció a sus 12 presidentes desde el año 1917, año de su fundación, así como a los presidentes de las cooperativas La Manchega y La Labradora en el momento de la fusión, que tuvo lugar en 1967.

Al acto, celebrado en la propia cooperativa con más de 2.000 personas  asistieron la ministra de Agricultura, Pesca y Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, el consejero de Agricultura de Castilla-La Mancha, Francisco Martínez-Arroyo, la alcaldesa de Villarrubia de los Ojos, Encarnación Medina, así como el presidente de la Bodega, Cesáreo Cabrera, y el embajador del Centenario, Fernando Romay.

Fue el de Cesáreo Cabrera un discurso cargado de agradecimientos a los cientos de trabajadores que en estos años han pasado por la Cooperativa, a los socios y a todos los asistentes, pero también en el que destacó hitos y retos. “Por si no teníamos bastante este 2017, con cuidar y cultivar nuestras más de 10.000 hectáreas de viñedo y 3.500 de olivar, viajar por medio mundo vendiendo nuestros productos, y organizar este Centenario, pues nos hemos metido en más líos. En este 2017 nos hemos propuesto alcanzar la máxima seguridad alimentaria, con la implantación de la norma de calidad ISO 9001 de Seguridad Alimentaria, y apostar por la integración cooperativa con la constitución de Vidasol, cooperativa de 2º Grado formada por El Progreso junto con Los Pozos de Daimiel”.

El presidente avanzó que a Vidasol se sumarán nuevas cooperativas de Ciudad Real y Toledo que unidas con Hispánica de Comercialización, fruto de la fusión de cinco cooperativas de Albacete y Cuenca, conformarían la principal comercializadora de Europa con venta de vinos de cinco DO.

La ministra de Agricultura destacó la evolución que ha vivido el campo español, y el sector vitivinícola, en los últimos cien años. “Esta cooperativa nació sabiendo que nacía para progresar y lo que era un proyecto lleno de ilusión es hoy una potente realidad, os habéis situado a la vanguardia de la producción no solo en cantidad sino también en calidad”, señaló. “Hoy el vino y el aceite son cultivos de vanguardia y tenemos una tecnología de elaboración que nos permite competir con los mejores del mundo”, dijo.

Se refirió también a que no se llega de un proyecto inicial formado por 40 personas hasta la realidad de hoy por casualidad. “Después de un siglo sois una gran entidad que representa los valores del mundo cooperativo y que asegura la vinculación a la tierra y a la comarca de los más de 2.000 socios, sois ejemplares, pocas cooperativas podrán presumir de poder contar con vosotros con tantas mujeres cooperativistas que estoy segura que tienen mucho que ver en los éxitos. Y además habéis comprendido que la dimensión es clave, habéis sido capaces de  atraer a otras cooperativas a vuestro proyecto. Sois el mejor ejemplo de espíritu, de crecimiento y de innovación”, finalizó.

Tras la proyección de un video institucional, en el que se repasó la historia de estos 100 años, fue el turno para el presidente de Castilla-La Mancha que además de felicitar a la Cooperativa por su Centenario animó al sector cooperativo agroalimentario a seguir el ejemplo de El Progreso en su proceso de integración. “En esta tierra entendemos desde hace mucho tiempo que la unión hace la fuerza”, dijo y recordó que 162.000 castellano-manchegos forman parte de alguna cooperativa del sector, el 10% de la población.

García-Page lanzó un mensaje “de esperanza y optimismo” y abogó por mantener “el sentido cooperativo en España” porque eso significará “mejor progreso”. En este sentido, destacó que en Castilla-La Mancha, que produce la mitad de la producción nacional de vino y el 7% del mundo, está revolucionando el sector agrario con la introducción de procesos de modernización en la producción, que se ha roto el dicho de que cantidad estaba reñida con calidad y que las exportaciones van a crecer de forma exponencial. Según el presidente “hay fuerza y energía” para que pasar de facturar 1.000 millones al año a facturar 2.500.

En el transcurso del acto se entregaron los reconocimientos a todos los presidentes de El Progreso y a los de La Labradora y La Manchega: el fundador Francisco Fontecha Román, (presidente 1917-1919); Máximo Redondo Villegas (1925-1926); Isidoro Villalobos Camacho (1927-1928); Rafael Sánchez-Crespo Cañadilla (1929-1934  y 1944-1949); Cristóbal Zamora Zamora, (1935-1938); el fundador Pedro Díaz del Campo Pérez-Cacho, (1939-1941); Leocadio Muñoz Guijarro, (1942-1943); Pedro Ortiz Úbeda (1950-1958); Pablo Urda Villanueva (1958-1961); Luis Villalobos Villalobos (1961-1963); Germán Redondo Valverde (1963-1966); José Zamora Sánchez-Crespo, (1966-1996) Clemencio del Prado Solís (presidente de Coop. La Manchega 1966-1967) y Augusto Jerez Buitrago (presidente de Coop. La Labradora 1962-1967).

 

 

 

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015