La CE prevé una cosecha de cereales 2017/18 inferior a la media del último quinquenio

La Comisión Europea espera que la producción de cereales de la Unión Europea en la vigente campaña 2017/18 se recupere ligeramente, con un aumento del 1,5% en relación con la de la anterior campaña 2016/17, sumando casi 300 millones de toneladas.

Este nivel de aumento de la producción cerealista puede considerarse satisfactorio, según Bruselas, ya que la superficie sembrada en la UE con cereales disminuyó un 1%, en comparación con la campaña anterior.

Con todo, el nivel global de la producción comunitaria se mantendría un 1,6% por debajo de la media de los últimos cinco años, según el reciente informe de la Comisión sobre las perspectivas a corto plazo.

En la campaña anterior 2016/17, las estimaciones sobre la producción mundial de cereales eran que alcanzaría más de 2.100 Mt, una cosecha récord, mientras que en la actual 2017/18, esta producción podría disminuir un 4% y quedarse en los 2.000 Mt, generando aún una gran oferta en el mercado mundial de cereales.

Como consecuencia de esos importantes suministros, los precios de los cereales a nivel mundial y comunitario han sido y se espera que sigan siendo bajos.

En trigo blando, la CE prevé un aumento significativo, hasta los 140 millones de toneladas, un crecimiento del 5%. El trigo duro, la cosecha debería estabilizarse en 9 Mt y la producción de cebada disminuir ligeramente a 58 millones.

En cuanto a la producción comunitaria de maíz, Bruselas espera que siga siendo baja por tercer año consecutivo, hasta apenas 59 millones de toneladas, un 8% inferior a la media de los últimos cinco años.

Las existencias totales de cereales de la UE se espera que disminuyan un 4,2% entre 2016/17 (38,5 Mt) y 2017/18 (36,9 Mt). Las existencias de cebada y trigo podrían aumentar ligeramente, pero las existencias de otros cereales disminuirán.

En términos de calidad, la CE espera que la cosecha 2017/18 –verano/otoño 2018- sea desigual, debido a las condiciones climáticas. La lluvia frecuente en el Norte de Europa podría recortar el contenido de proteína del trigo. En contraste, el trigo francés tiene una tasa de proteína excepcional, lo que debería beneficiar a las exportaciones europeas de este cereal.

Por último, la balanza comercial de la UE para 2016/17 es un 4% inferior a la media quinquenal, alcanzando los 18 Mt, debido a una disminución de las exportaciones de cereales de la UE, principalmente por la decepcionante cosecha de trigo de la UE en la anterior campaña.

En cifras, la previsión es que las exportaciones de cereales de la UE disminuyan de 38,1 Mt en 2016/17 a 37,8 millones en 2017/18, mientras que, por otro lado, las importaciones desde países terceros podrían aumentar un 7,6%, desde 19,3 Mt en 2016/17 a 20,8 millones en la actual campaña 2017/18.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015