La CE prevé apenas 342.000 t de stock de aceite de oliva en la UE al final de la actual campaña 2016/17

La Comisión Europea estima que las existencias finales de aceite de oliva de la actual campaña 2016/17, a 30 de septiembre de 2017, en la UE serán de las más bajas de los últimos ocho años, según el último informe sobre la situación de mercado, quedándose en apenas 342.000 toneladas, un 35% menos que la media del último quinquenio (2012-2016), que fue de 523.800 toneladas.

Solo la campaña 2014/15 tuvo unos stocks más reducidos,  de apenas 213.000 t, debido a la fuerte caída de la cosecha en España (842.000 t) e Italia (222.000 t).

De acuerdo a estos datos de la CE, la producción mundial de aceite de oliva en 2016/17 sería de 2.562.000 t, con un descenso del 19% respecto a la campaña anterior y también un  12,2% por debajo de la media de las últimas cinco campañas (2011/12 a 2015/16), que fue de 2.919.600 toneladas.

La producción comunitaria, según Bruselas, bajará un 24% respecto a la campaña anterior, quedando en apenas 1.772.000 t,, mientras que la de países terceros será de 791.000 toneladas, también un 6% por debajo.

Los datos, sin embargo, podrían ser incluso inferiores, dado que la Comisión Europea mantiene los 1,31 Mt (-6% sobre la anterior) para España, cuando las últimas previsiones del sector bajan la producción hasta 1,27 millones. Para Italia, la cifra de Bruselas es de 190.000 t (-60%) aunque posiblemente tampoco se llegue a alcanzar esa cantidad, teniendo en cuenta las escasas 396 t comunicadas en el mes de febrero, que hacían sumar en la campaña apenas 169.913 toneladas.

Para Grecia, la producción sería de solo 180.000 t (-44%) y la de Portugal caería a 76.000 t (-30%) y otros países (Chipre, 6.000 t, Francia, 3.100 t, Croacia, 4.500 t, Eslovenia, 350 t, Malta, 40 t…) sumarían otras 14.000 toneladas (-24%).

En países terceros, los últimos  datos de la CE, son de una producción de 791.000 t, un 6% menos que en la campaña precedente y también un 12% por debajo de la media de los últimos cinco años.

Túnez, el pequeño país abastecedor del mercado comunitario, obtendría solo 100.000 t (-29%); Turquía, en cambio, vería mejorar su producción un 24%, hasta 177.000 t; Marruecos bajaría un 15%, hasta 110.000 t; un volumen similar a lo esperado en Siria, que se mantendría sin cambios, mientras que otros países (Australia, Argentina, Chile, Estados Unidos…) sumarían en conjunto otras 294.000 toneladas, un 7% menos.

Bruselas prevé un consumo mundial de aceite de oliva en la campaña actual de 2.855.000 t, un 3,1% menos que en la anterior 2015/16, que fue de 2.946.000 t, mientras que en la UE, la previsión es de 1.559.000 t, un 3,7% menos, provocado por esta fuerte restricción de la oferta y por los precios elevados en origen y destino, que lleva a muchos consumidores a buscar alternativas en otros aceites vegetales más baratos.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015