La carne de cerdo, alimento ideal en una dieta cardiosaludable, según Journal of Nutrition

Una publicación en Journal of Nutrition ha mostrado que el incremento de consumo de alimentos ricos en proteínas con ciertos aminoácidos, como es el caso de la carne de cerdo, puede reducir el riesgo de padecer enfermedades del corazón.

Las Enfermedades Cardiovasculares son la principal causa de muerte en todo el mundo, según datos extraídos de la Organización Mundial de la Salud. Una dieta equilibrada y cardiosaludable puede convertirse en el mejor aliado para su prevención. Gracias a sus propiedades nutricionales, la carne de cerdo es una buena alternativa a incluir en las comidas diarias.

Los cortes magros del cerdo, como el lomo, debido a su bajo contenido en grasas saturadas, que contribuye a mantener niveles normales de colesterol sanguíneo, y su bajo contenido en sal, que contribuye a mantener la tensión arterial normal, son ideales para incluir en una dieta equilibrada y cardiosaludable.

Alrededor del 70 % de la grasa de la carne de cerdo es subcutánea, por lo que se puede eliminar fácilmente. Los cortes magros del cerdo, como el lomo, sólo contienen un 2,65 g de grasa por cada 100 g, menos que la que contiene un muslo de pollo (2,8 g por cada 100 g). Además, los ácidos grasos de los cortes magros de cerdo son fundamentalmente monoinsaturados, principalmente ácido oleico, por lo que su consumo es muy adecuado para una dieta saludable.

Asimismo, los cortes magros de la carne de cerdo, como el solomillo o el lomo, son fuente de potasio, que contribuye al mantenimiento de la presión arterial normal, y tienen un alto contenido en vitamina B1, que contribuye al funcionamiento normal del corazón.

Por otro lado, un informe publicado en la revista científica Journal of Nutrition, ha mostrado que el incremento de consumo de alimentos ricos en proteínas con ciertos aminoácidos como la leucina, el ácido glutámico o la arginina, como es el caso de la carne de cerdo, reduce la presión arterial y, por lo tanto, puede reducir el riesgo de padecer enfermedades del corazón. El estudio ha sido realizado en Reino Unido a una muestra de casi 2.000 mujeres sanas.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015