Italia va a por todas e insiste en el etiquetado obligatorio del origen de los productos lácteos

El Ministerio italiano de Políticas Alimentarias, Agrícolas y Forestales anunció el envío a la Comisión Europea para su verificación de un proyecto de decreto para poner en marcha en el país transalpino el etiquetado obligatorio del origen de los productos lácteos.

El nuevo sistema de indicación obligatoria que quiere implantar Italia en el sector lácteo indicará claramente a los consumidores el origen de los ingredientes de muchos productos lácteos, como la leche líquida, el yogur, la mantequilla, el queso “mozzarella”, así como otros quesos y productos lácteos.

El ministro Maurizio Martina ve este reto, como un paso histórico para ayudar al sector lechero italiano, puesto que hay estudios, como el último del ISMEA,  que demuestran una buena disposición de los consumidores (un 67%) a pagar más entre un 5-20% más por un producto de origen de este país y de querer ser informados con transparencia sobre el lugar de donde procede la materia prima (9 de cada 10 consumidores).

El nuevo decreto establecerá que la leche o sus derivados indicarán obligatoriamente el origen de la materia prima en la etiqueta con el siguiente texto: “País de ordeño”: nombre del país en el que la leche se ordeña; “País de envasado”; y “País de transformación: nombre del país en el que la leche se ha transformado.

En caso de que la leche se utilice como ingrediente en los productos lácteos y haya sido ordeñada, envasada y procesada en el mismo país, la indicación del origen podrá limitarse a una sola palabra. Por ejemplo, “Leche de Origen: Italia”, indicándose en cualquier caso expresamente el país de ordeño de la leche.

Si las fases de procesamiento y envasado se llevan a cabo en el territorio de varios países, salvo en Italia, se podrá utilizar, en función del origen, las siguientes frases: Origen de la leche: países de la UE; países fuera de la UE o países de la UE y de terceros países.

Este proyecto excluye solo a los productos amparados ya por un marchamo de calidad y de origen geográfico (DOP/IGP), que ya regulan en este ámbito sobre el origen de la leche fresca.

El Ministerio de Políticas Alimentarias, Agrícolas y Forestales tiene previsto inversiones por un monto de 120 M€ (Alemania anunció también 100 millones para su sector ganadero de vacuno de leche), asignándose unos 32 millones para compensar el IVA al 10% leche que se comercializa a granel; reestructurar deudas y conceder moratorias de ciertos préstamos bancarios. Otros 25 millones de fondos europeos se dieron como apoyo directo a los ganaderos y otros 10 millones se invirtieron para procesar leche cruda en UHT y asignarla a la población menos favorecida. Además, está en marcha una campaña de comunicación institucional para apoyar el consumo de leche fresca…etcétera.

El sector lácteo italiano cuenta en la fase de producción con 34.000 ganaderos; 1,8 millones de vacas lecheras; 11 Mt de leche de vaca producida, de las cuales el 50% se convierte en quesos de calidad con DOP, y un valor de 4.800 millones de euros.

En la fase industrial, existen 3.400 empresas, con 39.000 empleados y una cifra de negocio de unos 14.500 millones de euros.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015