Inversión de 14,7 M€ en la planta de envasado y nueva bodega del Grupo Dcoop Vinos Baco en Alcázar de San Juan

La ministra de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, inauguró el jueves 29 de junio, junto con el Consejo Rector del Grupo Dcoop y los presidentes y consejeros de las cooperativas de vino asociadas, la nueva planta de envasado de vino y nueva bodega, situada en Alcázar de San Juan (Ciudad Real).

El evento congregó a más de 400 invitados, además de responsables de la Administración pública local, regional y nacional, entre otros, la alcaldesa de Alcázar de San Juan, Rosa Melchor y la consejera de Economía, Empresas y Empleo de Castilla-La Mancha, Patricia Franco.

El presidente y vicepresidente de Dcoop,  Antonio Luque y Ángel Villafranca, respectivamente, pusieron de relieve la importancia de este proyecto, que permitirá conseguir mayor valor añadido para los vinos del grupo y potenciar la comercialización de vino embotellado de todas las bodegas del grupo, que tiene presencia en seis Denominaciones de Origen (La Mancha, Valdepeñas, Rioja, Jerez, Ribera del Júcar y Manchuela).

Este proyecto contó con la ayuda del Mapama y con apoyo de los fondos de la Unión Europea, a través del Programa Nacional de Desarrollo Rural (PNDR), para el fomento de la integración cooperativa. Es más, pasa por ser uno de los primeros frutos a nivel nacional del  reconocimiento de Entidades Asociativas Prioritarias de carácter supra- autonómico.

García Tejerina

La ministra, Isabel García Tejerina, subrayó la contribución de DCOOP—Baco al impulso de un sector cooperativo competitivo, multisectorial y líder en sectores estratégicos, que contribuye al desarrollo climáticamente sostenible de la economía del país y del mundo rural.

En su intervención, García Tejerina resaltó la relevancia de DCOOP, cuya facturación en 2016 superó los 1.000 M€, convirtiéndose en el mayor grupo cooperativo agroalimentario de España y multisectorial del Sur de Europa. También apuntó que las 17 cooperativas y los 10.000 socios que forman DCOOP-Baco alcanzaron en 2016 una cifra de negocio de 69 millones de euros.

Asimismo, García Tejerina señaló que las nuevas instalaciones son fruto del esfuerzo humano de esta cooperativa, y también de la contribución para inversiones materiales en cooperativas prioritarias que concede el Mapama sobre la base de la ley de fomento de la integración de cooperativas.

Por otra parte, García Tejerina comentó que DCOOP está sabiendo sacar el máximo partido a las herramientas que ha impulsado el Ministerio para dotar de dimensión adecuada a las empresas, con el objetivo de hacer frente a los retos del mercado global en las mejores condiciones, en cuanto a capacidad de negociación, posibilidades de acceso a nuevos mercados y desarrollo de su potencial innovador.

En este sentido, la ministra recordó cómo hace un año el Ministerio entregó a esta cooperativa el reconocimiento a su constitución como Entidad Asociativa Prioritaria, una herramienta clave en la búsqueda de la mayor competitividad del sector agroalimentario.

Energías limpias

Al mismo tiempo, García Tejerina indicó que DCOOP también ha sabido aprovechar el Plan estatal de integración asociativa, lo que les ha permitido acceder a los fondos públicos que el Ministerio destina, entre otros fines, a ayudas a inversiones materiales para la transformación, comercialización y desarrollo de productos agrarios.

Gracias a ello, el Ministerio ha podido contribuir de forma importante en este proyecto con 5 millones de euros. Proyecto, añadió la ministra, que ha supuesto una inversión de casi 13 millones de euros y que cuenta, entre otras novedades, con una instalación fotovoltaica de 500 kilowatios.

Para la ministra, esta planta demuestra que es posible el crecimiento económico sin llevar aparejado un crecimiento de las emisiones, y de cómo el uso de energías limpias contribuye al necesario cambio en nuestra forma de producir y de consumir.

García Tejerina comentó que, con esta nueva planta, la cooperativa aspira a derivar al envasado una buena parte de la producción vitivinícola de una bodega hasta ahora dedicada a la elaboración de graneles. Al generar valor añadido, este proyecto contribuirá a dotar a la cooperativa de una mejor imagen y posición en los mercados internacionales, ganando en competitividad y generando empleo y riqueza en estas comarcas y en todas aquellas en las que DCOOP tiene influencia.

Para la ministra, este grupo es un gran ejemplo de liderazgo empresarial y desarrollo local de las comunidades en las que se ubica.

Por último, García Tejerina se mostró convencida de que, entre todos, impulsaremos un modelo cooperativo competitivo, multisectorial y líder en sectores estratégicos, que contribuye al desarrollo climáticamente sostenible de la economía del país y del mundo rural.

El papel de la integración

Por su parte, la Consejera de Economía, Patricia Franco, puso en valor el papel de la integración pero muy especialmente el “camino recorrido por el Grupo Dcoop junto a Vinos Baco”, destacando que el Gobierno regional, también consciente de la necesidad de potenciar las alianzas, no solo actúa desde la Consejería de Agricultura, sino desde Economía, con ayudas de hasta 400.000 euros para la comercialización conjunta de empresas.

La  nueva planta de envasado, que ya se encuentra desde hace escasas semanas en funcionamiento, ha contado con una inversión  de 14,7 M€.. Se trata de una planta innovadora que cuenta con 4 líneas de envasado automatizado en los más de 10.000 metros cuadrados de nueva construcción, equipados con la tecnología más avanzada.

El Grupo Dcoop es la mayor cooperativa multisectorial agroalimentaria del sur de Europa con una facturación de 1.001,03 millones de euros en el ejercicio 2016, con más de 150 cooperativas de Castilla-La Mancha, Andalucía, Extremadura y País Vasco y exporta a más de 60 países.

La sección de Vinos (Baco) lo conforman 17 bodegas con más de 200 millones de kilos de uva –8 cooperativas de Ciudad Real, 2 de Cuenca, 5 de Toledo, 1 de Cádiz y 1 de Álava-, con una producción de más de 180 millones de litros de vino y una facturación de esta sección de vinos de 68  millones de euros. Además, en Castilla-La Mancha cuenta con otras cinco cooperativas oleícolas.

El grupo Dcoop es a su vez  un líder mundial en producción de vino, aceite de oliva y, aceitunas de mesa Además opera en los sectores ganadero (porcino blanco, vacuno de carne y leche de cabra), cerealista y de suministros.

Desde hace años, varias cooperativas aceiteras castellano-manchegas eran socias de Dcoop, pero fue en 2014 cuando se produjo la fusión con BACO (Bodegas Asociadas Cooperativas) con Dcoop, aportando al grupo el gran peso en el mundo del vino que hoy representa.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015