Hispatec cierra varios acuerdos de colaboración en Perú con las principales instituciones agrícolas

Hispatec ha acordado con la Universidad de Agraria de la Molina, el principal centro formador agrónomo de Perú y uno de los más importantes del continente sudamericano, con el INIA, y la Universidad de Tumbes el uso de sus productos en la formación de técnicos agrónomos y en investigación para el país andino.

Los técnicos del INIA (Instituto Nacional de Innovación Agraria) usarán los productos de Hispatec en iniciativas de investigación e I+D a través de las soluciones enfocadas en la obtención de datos desde el cultivo, modelización de patrones productivos y Big Data.

Por su lado, la Universidad Agraria de La Molina, el principal centro formativo en Agronomía del país y uno de los más relevantes de latinoamérica, integrará ERPagro y demás productos como herramientas formativas de cara a que los futuros gestores e ingenieros agrónomos tengan una visión más integrada y completa de los procesos agroalimentarios y se integren en la vida laboral ya formados en el uso de herramientas de gestión.

El mismo tipo de colaboración formación se ha cerrado con la Universidad de Tumbes, otra de las instituciones docentes más volcadas de Perú en la formación agroalimentaria.

El acuerdo ha sido saludado por todas las partes como muy beneficioso para la comunidad agraria peruana ya que supone un hito más en la fuerte modernización que el gobierno peruano está impulsando y que está haciendo de la Agricultura un sector clave en su economía productiva.

Solo entre los años 2011 y 2014 el sector agrícola creció a un ritmo medio anual del 3.2% destacando especialmente en frutas y hortalizas. Es el primer exportador del mundo de Espárrago y Quinua, y el tercero de Aguacate, alcanzando alcanzó en 2014 la barrera de los 5000 millones de dólares. La allí denominada “Agroindustria” emplea al 26% de la población activa (siendo de un 65% de la población activa la localizada en medio rural).

El esfuerzo del Ministerio responsable en materia de formación y tecnificación de la actividad productiva ha sido clave en la consecución de este acuerdo que beneficia, principalmente, a los futuros ingenieros agrónomos peruanos y a la eficacia de la industria en su conjunto.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015