El Grupo Socialista pide al Gobierno que facilite la reapertura de plantas de tratamiento de purines ganaderos

La portavoz de Energía del Grupo Socialista, Pilar Lucio, junto a otros diputados del mismo grupo, registró en el Congreso una proposición no de ley conjunta sobre las plantas de tratamiento de purines, para su debate en la Comisión de Energía, Turismo y Agenda Digital.

La iniciativa está firmada, además por los parlamentarios socialistas Marc Lamuà, Meritxell Batet, Mercè Perea, Guadalupe Martín, María González, Gonzalo Palacín,  José Miguel Camacho, Lidia Guinart, Javier Antón y José Zaragoza.

Lucio explicó que esta iniciativa insta al gobierno a “facilitar al máximo la reapertura de las plantas de purines, que permita un marco adecuado para su desarrollo y el del sector ganadero, ya que disponen de los permisos necesarios, la infraestructura adecuada y una localización estratégica”.

También se pide “restablecer en el menor tiempo posible el plazo de 25 años de vida útil regulatoria de las plantas de purines que figura en el artículo 5 de la Orden Ministerial IET/1045/2014 tal como indica el artículo 14.4.1 de la Ley 24/2013 del Sector Eléctrico”, en el que se señala que en ningún caso, una vez reconocida la vida útil regulatoria o el valor estándar de la inversión inicial de una instalación, se podrán revisar dichos valores”, subrayó la portavoz socialista.

Además, la proposición insta a llevar cabo “un Plan Nacional de Tratamiento del Excedente de Purines y de Reducción de su Impacto Ambiental, en el plazo de seis meses y en coordinación con las Comunidades Autónomas, la Federación Española de Municipios y Provincias, y con los departamentos ministeriales implicados”.

Grave recorte a las renovables

Lucio recordó que “en su momento, el gobierno del PP llevó a cabo el grave recorte de primas -como consecuencia de la Ley del sector eléctrico- a las energías renovables que trajeron a la quiebra de las 29 plantas de tratamiento de purines existentes al Estado” y ha añadido que “esto provocó la pérdida de más de 500 puestos de trabajo directos y un millar de indirectas y se dejaron de tratar más de 2,5 millones de toneladas cada año de purines a zonas especialmente vulnerables de contaminación de aguas subterráneas”.

“A principios de este año el Ministerio de Energía rectificó –explicó Lucio- pero redujo también la vida útil de las plantas de 25 a 15 año, algo que ha provocado que 3 de las plantas que habían emprendido la actividad lo hayan tenido que parar y que a 16 las quede sólo 3 años de vida útil”.

Por todas estas razones, el GPS pidió al Ejecutivo que no ponga “más trabas a un sector, como es el porcino, que es el segundo más importante de la Unión Europea y el cuarto productor mundial, con un volumen de negocio de más de 6.000 M€ anuales y 200.000 puestos de trabajo directos”.

Por último, Lucio explicó que “es imprescindible garantizar la viabilidad de las plantas de cogeneración de tratamientos de purines”, razón por la que el GPS presenta una enmienda de adición a las disposiciones adicionales para que “se proceda al cumplimiento de la sentencia de 20 de junio de 2016, del Tribunal Supremo, que declara parcialmente la nulidad de la Orden IET/1045/2014 y viene a anular el recorte de las primas a la cogeneración en cuestión”.


Los ficheros adjuntos son visibles únicamente para usuarios registrados. Pulsa aquí para registrarte.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015