Grave crisis de precios en el sector de tomate para fresco en la Unión Europea

En el marco de la reunión del Grupo de Expertos sobre Previsiones de Tomate de la Comisión Europea, celebrada este 1 de junio en Bruselas, en la que se analizó la situación del mercado del tomate y las previsiones para esta campaña, la patronal empresarial española de productores y exportadores de frutas y hortalizas, FEPEX, trasladó a la Comisión Europea  su preocupación por la saturación de este mercado, provocado, en gran medida, por el fuerte crecimiento de las producciones de Bélgica y Países Bajos y las importaciones de Marruecos.

En el trascurso de la reunión, FEPEX también trasladó  a la Comisión Europea la situación de crisis del mercado, con unos precios muy inferiores a los costes de producción en los principales países productores de la UE, siendo Holanda el país con precios más bajos.

La horquilla de precios se situada entre 0,25 céntimos/kg y 0,67 cent/Kg en el conjunto de las regiones productoras de la UE.

FEPEX también volvió a denunciar  la ineficacia del régimen de precios de entrada, que está provocando que no se esté pagando los derechos de aduanas correspondientes en las importaciones de tomate redondo de Marruecos y por ello la necesidad de reformar el cálculo del valor diario de importación, estableciendo dos valores de importación uno para tomate redondo y otro para tomate cereza.

El método de cálculo actual no refleja fielmente la realidad del mercado. Y, por ello, la Federación hortofrutícola reitera que si se mantiene esta situación se puede provocar una grave crisis social y económica porque la mano de obra representa el 60% de los costes de producción y el cultivo del tomate representa un alto porcentaje del empleo agrario en determinadas regiones.

Sin mercados alternativos

Asimismo, se puso en evidencia, en la reunión, que no existen mercados alternativos de dimensión equivalente a Rusia, por lo que el anuncio de Rusia de prolongar el veto a las importaciones hortofrutícolas comunitarias hasta 2017 agrava la situación.

Para FEPEX, la situación de crisis del mercado de tomate ha provocado que la exportación española haya retrocedido, ya, en el primer trimestre de este año, en volumen y en valor. La exportación de tomate de enero a marzo de 2016 se situó en 403.338, un 3% menos que en el mismo periodo de 2015, por un valor de 387,8 millones de euros, un 5,87% menos.

En el mismo periodo, la exportación de tomate de Marruecos a la UE ha crecido un 15%, pasando de frente a 155.704 toneladas en el primer trimestre de 2015, a 178.051 toneladas, según datos de la Dirección General de Aduana.

El Grupo de Expertos de Previsión de Tomate es uno de los grupos de carácter consultivo de la Comisión Europea. Está compuesto por representantes de los productores y de las asociaciones sectoriales de los distintos Estados miembros y de la Comisión. Se  reúne dos veces al año y tiene como objetivo analizar las previsiones de campaña en la UE y analizar la situación de mercado principalmente.

Medidas paliativas

Por su parte, Juan Colomina, presidente del grupo de trabajo Hortalizas de Cooperativas Agro-alimentarias de España, solicitó  a la Comisión Europea medidas para paliar la pésima situación del sector del tomate y calificó la campaña de tomate de pésima, con unos precios un 12% inferiores en relación a la campaña anterior, y con un margen para el agricultor 54% menor que el año pasado.

Para el responsable sectorial de Cooperativas, los factores que han desestabilizado el comercio extracomunitario y han motivado la gravísima perturbación del mercado comunitario de tomate son el incremento de las importaciones de Marruecos, pero también el aumento de la producción en España, así como en Holanda, Francia y Bélgica, donde se están elevando las inversiones para incrementar la producción de tomate de invierno, principal periodo de producción español, además del cierre del mercado ruso a las exportaciones europeas, anunciado recientemente hasta 2017.

Con respecto a Marruecos, Colomina señaló ante la Comisión que este auge de los envíos está directamente ligado a los cambios introducidos en 2014 sobre el mecanismo de precios de entrada. En efecto, la modificación del método de cálculo del valor de las importaciones en el marco del Acuerdo UE-Marruecos que Bruselas denominó “ajuste técnico” ha servido, en la práctica para favorecer la exportación marroquí.

Por ello, Cooperativas Agro-alimentarias de España ha solicitado a la Comisión un “estudio de impacto” de esta modificación, que constate los efectos sobre el mercado y que se refuerce este mecanismo de protección en frontera, con el fin de ordenar y evitar que el crecimiento excesivo de las exportaciones desde Marruecos desestabilice el mercado.

Durante su intervención, Juan Colomina pidió a la Comisión que trabaje en fomentar el diálogo dentro de la cadena alimentaria creando instrumentos donde la gran distribución se siente a debatir con el sector productor.

Si bien se valora la adopción de la Comisión de un nuevo paquete de medidas excepcionales para las frutas y hortalizas, Cooperativas Agro-alimentarias de España reclama, por una parte un incremento de los cupos asignados al grupo de hortalizas, (que serán -si no se mejora la propuesta- un 70% menores a los asignados para 2015-2016), y sobre todo, el incremento de las indemnizaciones comunitarias de retirada, además de permitir la distribución gratuita de hortalizas transformadas.

En el caso del tomate, Juan Colomina y el resto del sector europeo demandaron también  el establecimiento de una indemnización diferenciada para tomate redondo y tomate cherry. Finalmente, se trasladó a la Comisión que se está poniendo en peligro el empleo en zonas de producción de tomate, con un altísimo nivel de paro del 35%, en un sector muy empleador en que la mano de obra representa la mitad de los costes de producción y sin alternativas conocidas.

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015