Gestión integrada del repilo en el olivar

El repilo del olivo produce fundamentalmente caída de hojas, con la consiguiente pérdida de producción y de desarrollo vegetativo. Se estima que la pérdida media de cosecha en España puede ser del 6%, aunque hay años con condiciones climáticas especialmente favorables, en que la pérdida puede ser mucho mayor. En este artículo se resume el ciclo biológico del hongo y las medidas preventivas y curativas para evitar el desarrollo de la enfermedad.
Manuel Ruiz Torres. Laboratorio de Producción y Sanidad Vegetal de Jaén.

El repilo es una de las principales enfermedades a las que se enfrenta el olivo en España, provocada por un hongo cuyo estado asexual o anamorfo es Fusicladium oleagineum (Cast.) Hughes (Sinónimo: Cycloconium oleaginum Castagne, Spilocaea oleagina (Cast.) Hughes) de los Deuteromycota. No se conoce el teleomorfo o forma sexual.

En condiciones naturales esta enfermedad afecta sólo al olivo, tanto la subespecie cultivada como la silvestre. Su distribución se solapa con la del cultivo, estando presente en la cuenca Mediterránea, California, Sudamérica, Sudáfrica y Australia.

No obstante, esta presencia está condicionada por las características climáticas,la variedad del olivo y la virulencia del patógeno, que hacen que la enfermedad se manifieste con diferente intensidad o incluso que no aparezca.

 


Los ficheros adjuntos son visibles únicamente para usuarios registrados. Pulsa aquí para registrarte.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015