García Tejerina: La PAC debe seguir siendo la base para construir Europa

La Conferencia Sectorial de Agricultura y Desarrollo Rural, reunida en la tarde de este 24 de abril, aprobó con un amplio respaldo un documento (ver archivo adjunto) en relación con la propuesta de la Comisión sobre “Modernización y simplificación de la PAC”, en el que se subraya que la PAC debe seguir teniendo como eje fundamental el mantenimiento de las rentas de los agricultores y ganaderos. La propuesta común aún debe ser “enriquecida” con aportaciones de CC.AA. y sector.

Además, se considera que se debe contar con un presupuesto fuerte para que la PAC pueda responder a los retos del sector alimentario europeo

La ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, subrayó que la Política Agrícola Común (PAC) ha sido una política que ha ayudado a la construcción europea y tiene que continuar siendo la base para seguir construyendo Europa.

En declaraciones a los medios, García Tejerina explicó que la Conferencia Sectorial celebrada aprobó, con un amplio respaldo, un documento en relación con la propuesta de la Comisión Europea sobre “Modernización y simplificación de la PAC”. Según apuntó la ministra, en dicho documento se destaca que España es un país defensor de la Política Agrícola Común, ya que “damos mucha importancia al trabajo de los agricultores y ganaderos”.

Tejerina recalcó que España quiere aprovechar que la Comisión ha abierto este debate, cuyas observaciones se pueden presentar hasta el próximo 2 de mayo, para llevar una propuesta que refleje, en gran medida, la posición del sector y de las comunidades autónomas.

A este respecto, la ministra considera muy importante que todos los ciudadanos se sientan reconocidos en la política agrícola común, ya que el conjunto de los ciudadanos europeos se benefician de la excelencia de los productos agroalimentarios. Además, la ministra entiende que debemos seguir apoyando esta política, porque la agricultura y la ganadería son la mayor fuente de riqueza y empleo en el medio rural.

Además, la PAC ha ido incorporando las demandas de la sociedad, como en seguridad alimentaria y en cuestiones medioambientales. Por lo tanto, “la PAC construye Europea a través del tejido rural, a través de una alimentación de excelente calidad y de la preservación del medio ambiente”.

Retos de futuro

Por otra parte, García Tejerina se refirió a los retos a los que debe hacer frente la PAC, como es la internacionalización. De hecho, España es un país cada vez más exportador y “tenemos posibilidades de crecer en los mercados internacionales, con buenos estudios de impacto y preservando el modelo europeo con altos estándares de calidad”.

En este sentido, la ministra señaló que dar respuesta a esas demandas de la sociedad requiere una financiación importante, es decir, contar con un presupuesto fuerte para que la PAC pueda responder a los retos del sector alimentario europeo.

A este respecto, subrayó que los agricultores y ganaderos deben seguir siendo los actores fundamentales de la Política Agrícola Común, que debe tener como eje fundamental el mantenimiento de las rentas de los agricultores y ganaderos. “Es necesario dotar de estabilidad a la actividad agraria y eso pasa por mantener los pagos directos”, y también contar con una red de seguridad, tener mecanismos de respuesta a la volatilidad y a las crisis de mercado.

Por otra parte, García Tejerina comentó que España es un país pionero en la lucha contra las prácticas comerciales desleales, con la promulgación de la ley de medidas para mejorar el funcionamiento de la cadena alimentaria, y queremos ampliar este enfoque al ámbito comunitario.

Asimismo, la ministra entiende que es necesario fomentar el relevo generacional y la presencia de las mujeres en el medio rural a través de nuevas oportunidades. Para ello, la política de Desarrollo Rural será una parte muy importante de la futura PAC.

En el caso de España, García Tejerina recalcó que el regadío es una parte fundamental para modernizar nuestra agricultura y mejorar la competitividad y la productividad

En definitiva, el documento aprobado es un punto de partida para defender los intereses del sector agroalimentario español ante las instituciones comunitarias, que nos sirve para comenzar a generar alianzas con otros Estados miembros.

Por último, la Conferencia Sectorial decidió que las declaraciones de la PAC del presente año se puedan presentar hasta el próximo 15 de mayo, algo que había sido solicitado por alguna comunidad autónoma.

Rechazo de Aragón

Aragón no apoyó  el documento con la propuesta de posición común sobre la PAC presentado por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medioambiente (Mapama) a las Comunidades Autónomas.

Según el consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, Joaquín Olona, se trata de una propuesta que no aborda los principales problemas de la actual política agrícola de la Unión Europea y que persigue, por los términos en que está redactado, “mantener el actual modelo de aplicación de la PAC”, sin corregir sus debilidades”.

Olona aclaró que su objetivo no es que el Ministerio recogiera “al detalle lo que nosotros planteamos”, sino que planteara una posición común más ambiciosa que permitiera avanzar de algún modo hacia una reforma también más ambiciosa.

También que el texto no recoja “cuestiones de calado” que surgieron en la Conferencia de Alto Nivel convocada por el Mapama a finales de marzo. Entre ellas, el consejero aragonés se refiere a los derechos históricos, que fueron puestos en la picota, no desde posiciones marginales, sino desde amplios ámbitos del sector agrario.

“El de los derechos históricos es un asunto crucial sobre el que no ha habido posibilidad de profundizar”, manifestó

El documento del Ministerio, contiene, en opinión de Aragón, proposiciones con las que es fácil estar de acuerdo, como la idea de simplificar la gestión administrativa de la PAC, pero después no dice cómo hay que abordar este problema. Tampoco se explicita cómo hacer para mejorar la renta de los agricultores y ganaderos, “cuando este es el reto principal”, en palabras de Olona.

En definitiva, para el titular del departamento de Agricultura, en la propuesta del Mapama “no se atisba ninguna intención de cambiar nada, más bien la de mantener todo como está, algo que desde Aragón no se puede aceptar”.

No obstante, indicó que el debate sigue abierto y que queda tiempo para seguir con él; “espero y confío en que se puedan introducir modificaciones sustanciales en una PAC que como vengo afirmando considero ineficaz e injusta”, concluyó.

El Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno de Aragón presentó en marzo de 2016 una propuesta de reforma que focaliza la política agraria en la renta de los agricultores y propone compensar la misma cuando no llegue a una renta de referencia.

Con esta fórmula, aplicada mediante unos factores correctores que eviten la llegada de ayudas a explotaciones inviables u ociosas y condicionada por obligaciones de carácter medioambiental y social, el consejero Olona defiende que todos los agricultores tengan derecho a las subvenciones (ahora no es así) y que las cobren quienes más dependen de la actividad agraria y quienes más las necesitan.

Ello supondría la eliminación de los derechos históricos y de los pagos por superficie y, al mismo tiempo, una enorme simplificación del proceso administrativo y de los necesarios controles que las distintas administraciones tienen que llevar a cabo.


Los ficheros adjuntos son visibles únicamente para usuarios registrados. Pulsa aquí para registrarte.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015