García Tejerina involucrará desde el inicio al CNA en la “hoja de ruta” del futuro Pacto Nacional del Agua

La ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente,  Isabel García  Tejerina, señaló que tiene intención de involucrar desde el principio al Consejo Nacional del Agua (CNA) en la “hoja de ruta” para preparar el futuro Pacto Nacional del Agua en la actual legislatura.

García Tejerina reiteró su interés y compromiso por involucrar al Consejo Nacional del Agua, desde un primer momento, en los trabajos de preparación del futuro Pacto Nacional del Agua, que arrancarán con una ronda de consultas con las diferentes Administraciones públicas y con los distintos usuarios, así como con todas las fuerzas políticas, para evaluar las necesidades y demandas de cada uno.

También señaló que este trabajo se afronta con la mejor disposición del Gobierno y con la voluntad de consensuar todas aquellas soluciones que lleven a dar respuestas que sirvan para beneficiar a la mayoría de la sociedad.

El punto de referencia serán los temas identificados en los planes hidrológicos del segundo ciclo, y dando continuidad a este diálogo en el marco del proceso de preparación de los planes hidrológicos del tercer ciclo, de acuerdo con el calendario establecido en la Directiva Marco del Agua.

Se trata, a juicio de la ministra, de afrontar nuevos retos pero también de nuevas oportunidades, poniendo en valor que la política de agua es fundamental para la conservación de los ecosistemas y para asegurar, asimismo, el desarrollo de nuestra economía y sector productivo.

En el Consejo Nacional del Agua están representados la Administración General del Estado, las Comunidades Autónomas, los entes locales, los organismos de cuenca, las organizaciones profesionales y económicas relacionadas con los distintos usos del agua, las organizaciones sindicales y empresariales y las entidades sin ánimo de lucro estatales.

En la reunión del CNA celebrada este jueves 16 de marzo, presidida por la ministra, se informó favorablemente, a propuesta del Mapama, del Plan Hidrológico del segundo ciclo del distrito de cuenca fluvial de Cataluña.

García Tejerina destacó que se trata del primer CNA de la legislatura en la que, además, se ha conmemorado el 25 aniversario de la creación del máximo órgano consultivo del Estado en materia de agua.

El Plan Hidrológico del distrito de cuenca fluvial de Cataluña ha sido elaborado por esta Comunidad Autónoma y remitido al Ministerio para su aprobación por el Consejo de Ministros, previo informe favorable del Consejo Nacional del Agua.

El Ministerio aprobó ya  todos los planes de competencia estatal correspondientes al segundo ciclo de planificación hidrológica, poniendo fin al retraso acumulado desde 2009 en materia de planificación hidrológica y al día en cuanto al cumplimiento del calendario de planificación hidrológica marcado por la Unión Europea. Tras la aprobación del Plan Hidrológico de cuenca fluvial de Cataluña sólo resta la aprobación de los planes de las demarcaciones canarias, competencia de esta Comunidad Autónoma.

En el CNA también del seguimiento de los planes hidrológicos aprobados, así como del proceso a iniciar próximamente para llevar a cabo su revisión (tercer ciclo de planificación hidrológica), que deberá estar completada antes de 2021.

Aragón, en contra

Por su parte, el Gobierno de Aragón rechazó al Plan de Gestión del Distrito de Cuenca Fluvial de Cataluña propuesto en el pleno del CNA. El consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, Joaquín Olona, votó en contra del plan, porque considera que hay elementos de “inseguridad jurídica”, puesto que el actual documento hace referencia a decretos de la Generalitat de 2009 y 2010, ya derogados por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña y que la Comunidad Autónoma de Aragón recurrió en su día.

Asimismo, Olona cree que “el decreto atenta contra el Estatuto de Autonomía, puesto que abre la puerta a los trasvases‘’. El consejero explicó que el plan contempla un “déficit estructural en cuanto al uso del agua”, puesto que las demandas de agua superan a los recursos disponibles.

“Lo preocupante es que no responden a cómo van a hacer frente a ese déficit y no son capaces de garantizar que no sea necesario un trasvase procedente de la cuenca del Ebro para subsanar el problema”, señaló Olona.

El consejero recordó en el pleno que el caso de que existiese la intención de realizarse cualquier trasvase u obra hidráulica que afecte al territorio de Aragón, la Administración estatal está obligada a pedir un informe preceptivo al Gobierno de Aragón, como también recoge el Estatuto de Autonomía.

Cabe recordar, que el pasado martes 14 de marzo el Consejo de Gobierno informó de que el Ejecutivo autonómico ejercerá las acciones legales pertinentes frente al Decreto 1/2017, de 3 de enero, de la Generalitat de Cataluña, por el que se aprueba el Plan de Gestión del Distrito de la Cuenca Fluvial de Cataluña para el periodo 2016-2011 y el acuerdo del propio Gobierno de la Generalitat por el que se aprobó el Programa de Medidas del Plan de Gestión del Distrito de la Cuenca Fluvial de Cataluña para el periodo 2016-2021

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015