Francia anuncia 290 M€ en ayudas adicionales a las ganaderías en crisis

El ministro francés de Agricultura, Stéphane Le Foll, anunció hoy una partida de 290 millones de euros en ayudas para diferentes sectores ganaderos en crisis, en particular para los criadores de cerdo, y para los de patos y ocas de foie-gras.

El paquete más importante, de 130 millones de euros, será para los productores de palmípedos, que se han visto afectados de lleno por los brotes de gripe aviar, precisó Le Foll en conferencia de prensa

La semana pasada, el Departamento de Agricultura puso ya en marcha un plan de seis meses para tratar de erradicar el riesgo de gripe aviar en las granjas de cría de patos y ocas para foie-gras, en el Suroeste del país, donde se encuentran los 69 focos de la enfermedad que se han detectado en los últimos meses.

En paralelo, el Ejecutivo galo  añadirá otros 125 millones de euros a su dispositivo de ayuda de la ganadería, puesto en marcha el pasado verano, que contaba ya con una dotación inicial de 700 millones de euros. Estos fondos adicionales servirán para paliar la caída de diferentes cotizaciones, para financiar la prolongación de créditos o para avances de tesorería.

Le Foll lo justificó por “la persistencia de la crisis”. Los principales beneficiarios deberían ser los ganaderos del porcino, que han estado al frente de las protestas, que se repitieron hoy en diversos puntos del oeste del país con cortes de carreteras.

Sobreoferta europea

Los productores se quejan de los bajos precios de la carne de cerdo: la cotización en los últimos meses se ha situado en torno a 1,10 € el kilo, muy por debajo de los 1,40 euros que el Ejecutivo quiso establecer como mínimo a los distribuidores y a los industriales, mientras que en España han descendido incluso por debajo del euro por kilo.

Los ganaderos culpan del hundimiento de la cotización del porcino a la sobre-producción europea, y en particular a la llegada de mercancía de países como España, tal y como djo Thierry Coué, presidente de la Federación Regional de Sindicatos de Propietarios Agrícolas de Bretaña, al diario “Le Monde”.

Coué se quejó de que todos los excedentes europeos acaben en el mercado francés, mientras que los franceses tienen mucha dificultad para penetrar en los mercados español, belga o alemán, “porque todos los otros países se protegen”.

Según su análisis, el problema de competitividad de los ganaderos galos estriba en que están sometidos a condiciones estrictas para la alimentación de los animales, así como a un sistema fiscal y social que acarrea mayores costes. “No se puede comparar, añadió, con productores europeos que utilizan productos que no se nos permiten y que tienen una man0 de obra más barata”, añadiendo que “la calidad no es la misma y que por eso reclaman un etiquetado donde aparezca la mención “carne francesa”, tambiién en productos elaborados, como las pizzas o lasañas.

Por su parte, el presidente de la Federación Francesa de Sindictaos de Propietarios Agrícolas del departamento de Mayenne, Philippe Jean, señaló, sin prueba alguna,  en una acusación muy grave, al señalar a los medios que “cuando en España se consumen el doble de antibióticos que en Francia, hay que decirlo al consumidor”.

Archivo adjunto: nuevas medidas en favor de la agricultura y la ganadería. 26 de enero de 2016.

 


Los ficheros adjuntos son visibles únicamente para usuarios registrados. Pulsa aquí para registrarte.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015