FIAB entrega los premios Ecotrophelia a la ecoinnovación en alimentación y bebidas

El pasado 25 de abril tuvo lugar la entrega de los Premios Ecotrophelia organizados por la Federación de Industria de Alimentación y Bebidas (FIAB) en el marco de Alimentaria 2016. Los grupos ganadores recibieron los reconocimientos al desarrollo de productos de alimentación y bebidas de carácter ecoinnovador. En ellos ha de primar el carácter medioambiental y la generación de conocimiento para el sector en cualquiera de sus facetas, como la nutrición, la salud, la seguridad alimentaria o la sostenibilidad, entre otras.

El acto fue inaugurado por José Luis Bonet, presidente de Alimentaria, quien destacó la importancia de estos premios por su visión a futuro del desarrollo de la industria de alimentación y bebidas de la mano de estudiantes universitarios.

Igualmente, Mané Calvo, como presidente de FIAB, quiso destacar el esfuerzo de los finalistas de una competición que tiene como esencia la innovación y la sostenibilidad. “Vuestro talento contribuye al engrandecimiento de un sector que entra a diario en la casa de cada una de las familias de nuestro país y de todo el mundo”, añadió.

Por su parte, Fernando Burgaz, director general de la Industria Alimentaria del MAGRAMA, insistió en la importancia de la innovación para la industria de alimentación y bebidas. Además, puso en valor el concurso como una iniciativa que incentiva la innovación y el saber hacer que subyace entre los concursantes para poner de manifiesto su apuesta incuestionable por la I+D+i.

El primer premio recayó en el equipo Garlicado, de la Universidad Autónoma de Barcelona, una crema dulce constituida por dos partes muy diferenciadas en color y sabor, por un lado, crema de ajo negro y, por otro, infusión de hueso de aguacate con jengibre. El proyecto destacó por la inclusión gastronómica de los subproductos de la industria de alimentación y bebidas.

El segundo premio fue entregado a Ibericaviar, el producto diseñado por la Universidad de Burgos, que ha optado por una presentación novedosa de un producto tradicional como es el jamón curado en forma de esferificaciones como alimento óptimo para una dieta equilibrada.

Finalmente, la Universidad Politécnica de Valencia recibió el bronce con el producto Almus, una mousse de altramuces que puede servir bien como acompañamiento o el complemento perfecto para snacks.

Tras la entrega tuvo lugar la presentación de proyectos Erasmus+ como Foodlab, FooD-STA o Food for Growth, como ejemplos prácticos de la apuesta de la industria de alimentación y bebidas por la I+D+i, como eje de futuro y competitividad.

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015