Fertilización nitrogenada en cobertera del cultivo del maíz

Las necesidades de nitrógeno de un cultivo de maíz pueden variar en función del momento o momentos en que éste se aplique. Las prácticas habituales varían mucho según zonas y sistemas agrarios, desde una sola aplicación de fertilizantes  en fondo antes de la siembra, hasta la utilización del sistema de riego para la aplicación de nutrientes de forma fraccionada a lo largo de todo el cultivo, pasando por aplicaciones sólo en fondo y coberteras tempranas con maquinaria de aplicación adecuada y otras casuísticas. En este artículo se presentan varias experiencias, sobre el fraccionamiento de las aportaciones de N al cultivo de maíz para diferentes sistemas y situaciones de aporte del abonado de cobertera.
Francesc Domingo (1), Albert Roselló (2), Carlos Ortíz (3) y Elena González (1)
1 IRTA Mas Badia.
2 SAF Sampling
3 Oficina de fertilització i tractament de dejeccions ramaderes, DAAM.

Como se ha comentado, un posible método para la aplicación fraccionada de nitrógeno es la fertirrigación. Actualmente desde un punto de vista práctico son los sistemas de riego a presión los que permiten realizar una fertirrigación adecuada y precisa. La superfície estimada de cultivos herbáceos extensivos que utiliza sistemas de riego a presión es de unas 60.000 ha en Cataluña.

Así pues, el potencial de uso de sistemas de fertirrigación en este tipo de cultivos es elevado y tiende a incrementar ya que es el tipo de riego que se instala en nuevos regadíos y en la modernización de parte de los tradicionales, tal como se establece en el Pla de regadius de Catalunya 2008-2020.

 


Los ficheros adjuntos son visibles únicamente para usuarios registrados. Pulsa aquí para registrarte.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015