Fertilización de los cultivos de invierno: cereal, colza y guisante

El ajuste de la fertilización es un aspecto clave para optimizar la rentabilidad de la explotación, mantener la fertilidad del suelo y minimizar las posibles afecciones medioambientales negativas que el mal uso de los fertilizantes puede provocar. En este artículo se analiza cómo optimizar la fertilización de los cultivos de cereal de invierno, colza y guisante.
Jesús Irañeta Goicoa y Luis Orcaray Echeverria.
INTIA. Instituto Navarro de Tecnologías e Infraestructuras Agroalimentarias.

El abonado de los cultivos juega un papel fundamental tanto en su rentabilidad, como en el mantenimiento de la fertilidad del suelo por va rias razones:

1. Alto coste de los abono. Con frecuencia supone en torno a un 30 % de los costes directos de cultivo.

2. Alta incidencia en la productividad y en la rentabilidad del cultivo. Los abonos son necesarios para alcanzar altas producciones. Dosis bajas pueden mermar notablemente la productividad, mientras que dosis excesivas, pueden resultar perjudiciales tanto por pérdidas de producción,como por ocasionar gastos innecesarios y provocar afecciones medioambientales negativas como el lavado de nitratos.

3. Como la cosecha exporta importantes cantidades de nutrientes, los abonos nos permiten alcanzar el potencial productivo de la parcela y restituir los nutrientes extraídos por el cultivo manteniendo la fertilidad del suelo.

 


Los ficheros adjuntos son visibles únicamente para usuarios registrados. Pulsa aquí para registrarte.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015