El FEGA comunica los posibles cambios en las SIEs de la PAC 2018 a sector y CC.AA.

El Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA) remitió a las organizaciones agrarias del  sector y a las comunidades autónomas, y elevó a audiencia pública el texto de propuesta de Real Decreto sobre ayudas directas de la PAC para la campaña de 2018 que incluye,  entre otras novedades, la obligación de no utilizar fitosanitarios en las superficies que se declaren como “ecológicamente favorables” (EFAs).

Así se recoge en el reglamento delegado (UE) 2017/1155 de la Comisión Europea, que incluye tales cambios y que fue publicado el pasado 30 de junio en el Diario Oficial de la Unión Europea. (se adjuntan ambos textos, borrador de proyecto de RD y reglamento).

Las CC.AA. y el sector cuentan con unos 15 días, a contar desde el lunes 3 de julio, para que envíen sus observaciones o alegaciones al texto de borrador de RD,  previo a  adoptar una decisión final sobre el mismo, que será con tiempo antes de las siembras del próximo otoño. El FEGA tiene intención, al respecto, de realizar una campaña de divulgación sobre cómo queda la problemática de las Superficies de Interés Ecológico (SIE) entre los agricultores.

La Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural emitió, por su parte, una nota en la que explica desde su óptica los cambios incluidos en el “greening” (ecologización para el pago verde) para su aplicación práctica en la próxima campaña de la PAC de 2018, considerando las normas más sencillas y eficaces en este ámbito para los agricultores.

Según la CE, las nuevas normas que entraron en vigor este lunes 3 de julio (aunque su aplicación sea para la PAC del año que viene) facilitarán a los agricultores comunitarios el cumplimiento de varias obligaciones en virtud de la llamada “ecologización” para recibir apoyo financiero directo. Tienen también por objeto “aumentar aún más el rendimiento medioambiental de la agricultura“.

Las normas de ecologización obligan (si quieren recibir el pago verde, que supone un tercio del total de la ayuda directa)  a los agricultores a cultivar de acuerdo con tres prácticas principales, consideradas beneficiosas para el medio ambiente, incluyendo la diversificación de cultivos, el mantenimiento de pastos permanentes y la obligación de destinar un mínimo del 5% de las tierras cultivables a las llamadas “Superficies de Interés ecológico” (SIE).

Según la Comisión, las SIE son de naturaleza diversa y varían de acuerdo al país de la UE sobre la base de las prioridades nacionales y de las opciones agrícolas. En este punto es donde el FEGA/Mapama quiere intervenir para hacer menos lesivas las obligaciones que impone el “greening” y,  en concreto, las SIE.

Pueden incluir tierras en barbecho, márgenes de campo, setos y árboles y bandas de protección, o áreas plantadas con cultivos que ayudan a proteger el suelo, tales como cultivos de captura del CO2- cultivos de crecimiento rápido entre plantaciones de cultivos principales – o cultivos que fijan nitrógeno.

Las nuevas normas, según la CE, surgen como resultado de una revisión de las obligaciones de “ecologización” llevadas a cabo en 2016, en la que se identificaron las mejoras que podrían hacerse para que los agricultores cumplan con las diferentes obligaciones especialmente en las superficies “ecológicamente favorables” (EFS) y donde la regulación podría ajustarse para contribuir a que sea más efectiva para el medio ambiente, abordando el reto de una mejor protección ambiental y de la protección de la biodiversidad.

Entre los principales cambios introducidos por las nuevas normas se encuentran, según la CE:

* Las definiciones simplificadas de lo que constituye una EFS y las condiciones que deben cumplirse para que sea designada como tal.

*Más flexibilidad para calificar a una EFS, especialmente con respecto a características del paisaje.

*Más flexibilidad a los países de la UE con respecto al período permitido para la diversificación de cultivos, dependiendo de sus condiciones climáticas individuales

*Definiciones más claras de los EFS, designadas como tierras en barbecho.

*Eliminación de plazos para la siembra de cultivos de captura del carbono.

*Permitir una mezcla de semillas para EFS que sean cultivos fijadores de nitrógeno.

*Prohibición del uso de plaguicidas en las SIEs productivas y potencialmente productivas.

Aunque las nuevas normas entraron en vigor el pasado 3 de julio, no es necesario aplicarlas a nivel nacional hasta 2018 (el próximo año completo para que los agricultores puedan tener en cuenta tales cambios en su solicitud de ayuda directa a través de la PAC).

Sin embargo, los países de la UE son libres de comenzar a implementar algunos de estos cambios inmediatamente, si desean que sus agricultores aprovechen la flexibilidad de la nueva reglamentación este mismo año.


Los ficheros adjuntos son visibles únicamente para usuarios registrados. Pulsa aquí para registrarte.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015