Fedeme firma un convenio para las inspecciones obligatorias de los equipos de aplicación de fitosanitarios

La Federación de Empresarios del Metal, Fedeme, ha suscrito recientemente un importante convenio de colaboración con la empresa Iteaf Pulverizadores, con el que se persigue facilitar y garantizar el cumplimiento de lo establecido en la Directiva 2009/128/CE, relativa al uso sostenible de plaguicidas, y por transposición al RD 1702/2011, por el cual todos los equipos de aplicación de productos fitosanitarios inscritos en el registro Oficial de Maquinaria Agrícola deben haber pasado al menos una inspección, por parte de empresas autorizadas, antes del 26 de noviembre de 2016.

Para favorecer el cumplimiento de estos plazos y considerando el elevado número de equipos que deben ser sometidos a estas inspecciones en Andalucía (en torno a 60.000 a cierre de 2015), el 25 de mayo, la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía, publicaba en el BOJA la aprobación de la liberalización del Servicio de Inspección Técnica de Equipos de Aplicación de Productos Fitosanitarios, derogando así el régimen de exclusividad que recaía hasta el momento en la empresa pública Verificaciones Industriales de Andalucía, SA (Veiasa) y dando entrada a otros operadores autorizados que permitirán cumplir los términos previstos por la Unión Europea para estas inspecciones.

Iteaf Pulverizadores es una de estas empresas autorizadas, además de referente nacional en la prestación de este tipo de servicios, al contar con los conocimientos más completos y actualizados, de las herramientas de ensayo más avanzadas, y sobre todo de la amplia experiencia del equipo de profesionales que forman parte del proyecto. En virtud del acuerdo suscrito con Fedeme, Iteaf Pulverizadores pasa a formar parte del plantel de colaboradores de esta Federación, ofreciendo en este caso interesantes ventajas a las empresas asociadas del sector de maquinaria agrícola que prescriban entre sus clientes sus servicios como empresa autorizada para el desarrollo de estas inspecciones obligatorias.

Desde Fedeme e Iteaf Pulverizadores se quiere recordar que “con la realización de estas inspecciones, además de los beneficios en materia de seguridad y salud ambiental, el agricultor puede alcanzar un ahorro en el consumo de caldo fitosanitario de hasta un 30% en sus tratamientos, lo que se traduce en un beneficio económico que repercutirá indudablemente en las empresas de maquinaria agrícola. Esto hace que las Iteaf dejen de ser un gasto, y pasen a ser una inversión, convirtiendo la obligatoriedad de la Directiva en una oportunidad”.

El incumplimiento de este precepto puede conllevar importantes consecuencias desfavorables para la comercialización y exportación de los productos agrícolas de origen español, de ahí que las Comunidades Autónomas, entre ellas Andalucía, hayan iniciado un estricto control sobre la realización de estas inspecciones.

Las inspecciones posteriores deberán realizarse como máximo cada cinco años hasta el 2020, a partir del cual deberán realizarse cada tres años en todos los equipos.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015