Estados Unidos compró casi un 41% de todo el aceite de oliva importado a España en 2016/17

El sector oleícola español concentró durante la campaña pasada 2016/17 casi un 41% de las importaciones de aceite de oliva realizadas por Estados Unidos, con un total de 129.765,8 toneladas, frente al 37,06% y 117.389,5 t de Italia, según los datos avanzados por el Consejo Oleícola Internacional (COI).

El país norteamericano cerró las compras de aceite de oliva de la pasada campaña con un total de 316.758 toneladas, manteniendo el liderazgo de las importaciones mundiales de este producto, con un descenso del 4% respecto a la campaña anterior 2015/16 (331.368 t), en la que logró un máximo histórico, tras una evolución constante y creciente de las compras durante más de 25 campañas.

Hace dos décadas, según el COI (www.internationaloliveoil.org) las importaciones de aceite de oliva de Estados Unidos representaban cerca del 30% de las importaciones mundiales, mientras que en la actualidad representan más del 38%.

Durante este periodo ha habido cambios estructurales en el comercio mundial de aceite de oliva por tipos de envase. Así, en 1995/96, las importaciones en envases (containers) de menos de 18 kilos representaban el 84% del total, mientras que en la campaña anterior 2016/17 bajaban a apenas el 58%, con una caída en este periodo de 26 puntos, en beneficio de los envases a granel (> de 18 kilos), que pasaron da representar del 16% al 42% del total.

En los últimas cinco campañas, los envases a granel (containers de más de 18 kg) aumentaron un 13,2%, mientras que los envases embotellados (container de menos de 18 kg) limitaron su aumento a un 1,5%.

Dominio italiano

Italia dominó con un 61,1% de todas las importaciones USA de aceite de oliva en envases embotellados, con 111.500,3 t sobre un total de 182.443 toneladas en la campaña 2016/17 anterior. Los cinco principales proveedores  por orden de volúmenes, además de Italia, fueron España (55.322 t, un 30,3%); Grecia (6.253,6 t, un 3,42%); Túnez (2.524,1 t, casi un 1,4%) y Turquía (2.317,1 t, un 1,27%), así como con cantidades de más de 1.000 toneladas, Líbano (1.223,1 t) y Portugal (1.019,7 t).

Las compras de aceites de oliva por Estados Unidos en envases de menos de 18 kilos se redujeron en la pasada campaña 2016/17 un 4,34% y en 8.2.65,1 toneladas, auque España, por el contrario, aumentó sus ventas casi un 17,2% y en casi 8.110 toneladas respecto a la campaña anterior, en línea de continuo aumento en las últimas cinco campañas. Italia, en cambio, bajó su comercialización cerca de un 10% y en 12.218 t respecto al entonces, siguiendo una línea descendiente.

Asimismo, España dominó claramente el mercado norteamericano de graneles (container de más de 18 kilos), al concentrar un 55,42% del total. En cifras, exportó 74.443,8 t a Estados Unidos sobre un total de 134.316 t (-4,51%), aunque con una caída, no obstante del 14,66% y de cerca de 12.799 t respecto al volumen importado en la campaña anterior (87.230,7 t).

Tras España, se situaron Túnez (12.591,5 t, un 35,6% menos); Argentina (12.584 t, un 89,7% más); Turquía (12.363,7 t, un 437,4% más), Chile (6.478,5 t, un 37% más) y, en sexto lugar Italia (5.889,2 t, un 4,1% más) por delante de Marruecos (3.416,3 t) y Grecia (2.416,2 t).

El 52% de todas las importaciones de aceite de oliva realizadas por Estados Unidos lo fueron de aceite virgen extra, con una disminución del 11% respecto a la campaña anterior, mientras que las de aceite de oliva virgen fueron 24% del total, con una disminución del 28%. En cambio, el aceite de oliva virgen extra orgánico, que representa el 18% del total, aumentó un 56% respecto a la campaña anterior, con  una disminución del 30% del aceite de orujo de oliva, que supone un 4% del total, seguido del aceite de oliva virgen y de aceite de oliva virgen orgánico con porcentajes inferiores.

“The Olive Oil Promise”

El principal mensaje de la campaña “La promesa del aceite de oliva” (The Olive Oil Promise), lanzada por el COI en Estados Unidos, primer importador mundial, es que un número cada vez mayor de habitantes opta por una dieta basada en aceite de oliva virgen extra (AOVE).  Y la confirmación, al respecto, se recibió de la UC Davis, en Sacramento, California, donde el pasado 17 de enero se organizó un simposio científico internacional para apoyar más a este producto. Dicho simposio reunió a expertos de todo el mundo para presentar los hallazgos científicos actualizados sobre los beneficios para la salud del consumo de aceite de oliva y el papel del aceite de oliva en la prevención de enfermedades crónicas.

Ver texto adjunto en EN.

Press release-USA

 


Los ficheros adjuntos son visibles únicamente para usuarios registrados. Pulsa aquí para registrarte.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015