España necesita importar en 2017/18 “otra cosecha” para atender su demanda interna de cereales

De acuerdo a los últimos datos del balance nacional de comercialización de cereales de la actual campaña 2017/18, publicado por el Ministerio de Agricultura, nuestro país necesitará importar en volumen por encima de la cosecha nacional de grano de este último verano para atender las necesidades internas de consumo.

La producción nacional de cereales 2017/18 se quedará a las puertas de los 16 millones de toneladas (casi 15.988.500 t), lo que supone un 31,24% y 7,26 millones de toneladas menos que la bastante buena cosecha de 2016/17, como resultado de unas siembras de 5,92 Mha (-2,27%) y unos rendimientos medios de apenas 2.700 kg/ha, debido a la fuerte sequía padecida y en parte a las heladas de finales de abril, lo que supone de media 1.100 kg/ha menos que en la campaña anterior.

La campaña de comercialización 2017/18 se iniciaba el pasado 1 de julio de 2017 con unas reservas de 4,7 Mt , un 6,75% y 297.300 t más que al inicio de la campaña precedente, mientras que las importaciones previstas (actualizadas a noviembre de 2017) eran de 17,47 Mt, esto es un 41,06% y cerca de 5,1 millones más que en 2016/17.

Por tanto, la oferta disponible de cereal para la actual campaña, según el Mapama, se prevé que esté en algo más de 38,12 Mt (-4,7% y 1,88 millones menos). De esta cantidad, 34,61  Mt  (+0,92% y 317.100 t más que en la campaña anterior) iría a cubrir la demanda interna de consumo y apenas 757.300 t (-27,6% y 288.100 t menos) a exportaciones. En total, las utilizaciones de cereal serían similares a las de la campaña anterior, con una previsión de 35,37 Mt (+0,08% y 29.000 t más).

Del volumen de grano destinado a consumo interno, casi un 74% del total iría a la alimentación animal, con unos 25,49 Mt estimados (+0,8% y 200.000 t más). Además, 1,15 Mt irían a su uso como semillas, igual que en la campaña precedente; casi 4,85 Mt (+2,1% y 100.000 t más) a alimentación humana; algo más de 3 Mt (+0,84% y 25.000 t más) a usos industriales, de los cuales la fabricación de bioetanol alcanzaría 760.000 t, y 114.500 t se contabilizarían como pérdidas.

Por último, las existencias finales previstas para el próximo 30 de junio de 2018 quedarían, según estima el Mapama, en apenas 2,71 Mt, un 42,4% y prácticamente unos 2 millones de toneladas menos que al final de la campaña 2016/17 o inicio de la actual.

De los casi 16 Mt de producción nacional de cereales en la actual campaña 2017/18, un 36,43% corresponde a cebada, con 5,82 Mt; otro 23,7% a trigo blanco, con casi 3,8 Mt; otro 23,6% a maíz, con 3,77 Mt; un 7,7% a trigo duro, con 1,23 Mt, así como 873.800 t (5,5%) a avena; 318.400 t (2%) a triticale; 133.600 t (0,84%) a centeno y 47.800 t (0,3%) a sorgo.


Los ficheros adjuntos son visibles únicamente para usuarios registrados. Pulsa aquí para registrarte.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015