España y China firman el protocolo provisional para exportar melocotones y ciruelas hacia el gigante asiático

El consejero de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente de la Embajada de España en China, Samuel Juárez,  y el director General del Departamento de Cuarentena y Supervisión de Animales y Vegetales, Li Jianwei, procedieron este miércoles 13 de abril, en la sede de la Administración General de Supervisión de la Calidad, Inspección y Cuarentena de la R.P. China en Pekín (AQSIQ en sus siglas en inglés), a la firma provisional del Protocolo, que permitirá las exportaciones de melocotones y ciruelas españolas a los mercados chinos.

Una firma que se formalizará tras la visita de los inspectores de AQSIQ a España para comprobar los requisitos del Protocolo.

Se da así cumplimiento al acuerdo alcanzado, el pasado mes de noviembre, entre el Secretario General de Agricultura y Alimentación, Carlos Cabanas, y la Viceministra de AQSIQ, Zhang Qirong, para que las exportaciones pudieran comenzar esta misma campaña.

Las negociaciones para la autorización de melocotones y ciruelas se han extendido a lo largo de varios años, durante los que ha habido que sortear numerosas dificultades técnicas, ya que los protocolos de exportación se negocian después de la realización de un complejo análisis de riesgos.

En ellos se concretan los requisitos y garantías fitosanitarias y de bioseguridad necesarias para asegurar que el comercio de estos productos no entraña riesgo de transmisión de plagas, y que  reúnen las máximas garantías para los consumidores. China es un país extraordinariamente exigente en estas materias, hasta el punto de que España es el primer país del mundo autorizado a exportar melocotones a ese mercado.

El comercio agroalimentario entre España y China, según una nota del Magrama, ha crecido de forma exponencial en los últimos años. En 2015 China importó de España productos agroalimentarios por valor de 1.079.055.929 euros, con un incremento del  46,7% en relación con el año anterior.

Hasta el año 2014 no empezaron a exportarse frutas, estando hasta ahora solamente autorizados los cítricos, cuyas ventas alcanzaron en 2014 las 1.150 toneladas, con un importante ritmo de crecimiento, ya que en 2015 llegaron a 3.218 toneladas, y sólo en el primer trimestre de 2016, ya se han exportado 2.270 toneladas.

Gran potencial

Un total de 19 empresas catalanas productoras de fruta de hueso podrán exportar melocotones y ciruelas a China, en virtud del protocolo firmado entre la Administración del país asiático y el Magrama, según señaló el director de la Asociación Empresarial de la Fruta de Catalunya (Afrucat), Manel Simón.

Afrucat celebró la firma de un acuerdo que el sector productor y exportador reclamaba desde hace años y que llega en un momento “crucial”, al continuar el mercado ruso cerrado a los productores españoes. Simon recordó que China es un mercado con un gran potencial demográfico, que valora especialmente todos los prdouctos de importación.

Esta Asociación recomendó que se envíen a China una buena selecci´no de variedades de estas frutas, ya que se trata de un mercado muy lejano.

Visitas de inspección

Por otra parte, según la Federación Española de Productores y Exportadores de Frutas y Hortalizas (FEPEX), el inicio de las exportaciones queda ahora pendiente de la visita de los inspectores de la AQSIQ a España, concretamente a las explotaciones e instalaciones de frio y manipulación inscritas en el registro específico abierto por el MAGRAMA con este fin, para verificar sobre el terreno el cumplimiento de los requisitos.

La visita de los inspectores chinos está prevista para finales de mayo o principios del mes de junio, por lo que FEPEX estima que las primeras exportaciones españolas, previsiblemente por vía aérea, se puedan iniciar esta campaña.

FEPEX, que ha colaborado activamente a lo largo de todo el proceso de negociación, considera que la firma del Protocolo tiene una importancia estratégica para el sector de fruta de hueso español porque se abre uno de los mercados con mayor potencial de consumo del mundo, prácticamente cerrado a las importaciones de otros países productores.

España es el primer Estado miembro de la UE autorizado por la AQSIQ  para exportar fruta de hueso a su mercado.

Las importaciones chinas de fruta de hueso son extremadamente limitadas, siendo de 17.137 toneladas de ciruela procedente de Chile, Nueva Zelanda y Estados Unidos y 74 toneladas de melocotón y nectarina de Australia, según datos de la FAO.

FEPEX considera que con la apertura del mercado chino se cumple uno de los objetivos del Programa de Internacionalización del sector Agroalimentario, presidido por los Ministerios de Agricultura y de Economía y Competitividad y en el que participan las organizaciones representativas de los sectores agroalimentarios, habiendo propuesto FEPEX en este ámbito a China como una de las primeras prioridades del sector de frutas y hortalizas.

 

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015