El sector ganadero pide protección ante el previsible Acuerdo comercial entre la UE y EE.UU

Organizaciones del sector ganadero español, sobre todo de cría intensiva, vinculadas directa o indirectamente, han vuelto a reiterar su petición de protección especial al Gobierno para las producciones animales que se ven más amenazadas por el futuro Acuerdo de Asociación Transatlántica de Comercio e Inversión (TTIP/ACTI), que vienen negociando la Unión Europea y EStados Unidos.

Un total de nueve organizaciones (ASAJA, UPA, Cooperativas Agro-alimentarias, Anprogapor, Aseprhu, Asoprovac y Propollo, adheriéndose AECEC y Unistock) han remitido una carta a varios ministros del Ejecutivo, en la que expresan su preocupación por estas conversaciones bilaterales, al considerar que un hipotético acuerdo pondría en crisis a los ganaderos españoles, con el riesgo de que se pudieran perder hasta 400.000 puestos de trabajo (ver estudio reciente).

Este escrito se ha remitido a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Saénz de Santamaría; a la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, al ministro de Economía, Luis de Guindos, y al titular de Sanidad, Alfonso Alonso.

Tanto los responsables del Magrama, como del Ministerio de Economía han accedido a celebrar reuniones en los próximos días, aunque aún sin feche confirmada.

Las diferencias entre las producciones ganaderas de la UE y de Estados Unidos derivan de las ventajas competitivas de la ganadería norteamericana por su más fácil y más barato abastecimiento de materias primas alimentarias, y por su regulacón, mucha más flexible y laxa, frente al modelo comunitario, que es mucho más exigente y que eleva mucho los costes de producción.

Entre los subsectores ganaderos más sensibles al hipotético Acuerdo Transatlántico están el porcino, el vacuno de carne y de leche, y la avicultura de carne y de puesta, que repreentan en conjunto un35% de la Producción Final Agraria (PFA).

Las organizaciones firmantes solicitan que en la firma del TTIP tengan una protección especial, puesto que de lo contrario, se desencadenaría una fuerte crisis sectorial, mucho más aguda que la que viven en estos momentos los ganaderos de leche.

Además, consideran inaceptable que los productores, que han tenido que asumir importantes inversiones para adaptarse a la demanda del consumidor comunitario y cumplir las normas del modelo europeo agroalimentario tenga que asumir ahora un acuerdo muy lesivo para sus intereses, si no se ofrecen garantías adicionales.

Estas organizaciones han puesto como ejemplo el reciente tratado suscrito entre Estados Unidos y los países del Pacífico, en el que los sectores sensibles de Canadá se verán compensados por las previsibles pérdidas de competitividad que podrían derivarse de ese pacto comercial, un apoyo que podría servir de precedente para amparar a la ganadería española, según la citada carta.

 


Los ficheros adjuntos son visibles únicamente para usuarios registrados. Pulsa aquí para registrarte.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015