El manejo de los residuos de maíz y sus efectos en la producción y calidad del suelo

Desde hace un tiempo se está produciendo una mayor demanda de los residuos de maíz para ser utilizado como biocombustible o para forraje. El presente estudio, en el que se entierran o exportan los residuos de cosecha al mismo tiempo que se aplican diferentes cantidades de abonado nitrogenado, pretende ayudar a responder a este interés, aportando información al respecto.
A. Biau, F. Santiveri y J. Lloveras. Departamento de Producción Vegetal y Ciencia Forestal. Universidad de Lleida.

En los últimos años se ha producido en los regadíos del valle del Ebro, una importante demanda de residuos de maíz para biocombustible o como forraje y muchos agricultores los han vendido (12-15 €/t) sin tener en cuenta las necesidades del suelo para mantener su fertilidad. Según algunos autores (Wilhelm et al., 2004) los restos de cosecha influyen directamente en la producción, por lo que es muy importante mantener un equilibrio entre la eliminación de residuos de la cosecha y el ecosistema.

Por otro lado, aún en estos momentos de altos precios para el maíz, existe una preocupación entre los productores por la eficiencia en el uso del nitrógeno (N), puesto que este elemento es un factor básico para la producción. Además, el nitrógeno representa como mínimo un 20% de los costos de producción y es uno de los pocos elementos con los que el productor tiene margen para disminuirlos. Por lo tanto, el efecto de la interacción entre la incorporación de los restos de cosecha y la fertilización nitrogenada podría contribuir a mejorar la eficiencia del uso del N en la fertilización del maíz.

 


Los ficheros adjuntos son visibles únicamente para usuarios registrados. Pulsa aquí para registrarte.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015