El Magrama no aprobará la Orden para retener pagos a cuenta de las entregas de leche por tasa láctea

A la vista de la evolución negativa de las entregas de leche de vaca de proveedores ganaderos a industria y a otros primeros compradores en el mes de diciembre de 2014, según los datos provisionales que maneja el Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA), quedaría descartado que el Ministerio de Agricultura vaya a publicar dicha Orden en el BOE

La retención de pagos a cuenta de 0,0278 €/litro (10% de la tasa o multa se aplicaría en el caso de que se sobrepasase a nivel de Estado la cuota láctea nacional) se iba a aplicar sobre los ganaderos que superasen sus cantidades de referencia individual asignadas, por las que ya se hayan excedido en sus entregas de leche en el periodo de tasa o campaña 2014/15.

Según los cálculos del FEGA, aunque con los datos disponibles sobre entregas de leche de finales de diciembre se prevé todavía que pudiera darse cierto sobrepasamiento de cuota láctea, éste sería mínimo, por lo que desde el Magrama se considera que no merecería la pena habilitar una Orden para aplicar retenciones de pago sobre las entregas de leche por encima de cuota que, inicialmente, el Magrama había barajado en sus hipótesis aplicar y adelantar al mes de diciembre, en vez de los meses de enero, febrero y marzo, como había sido habitual en el pasado.

El sistema de retenciones a cuenta cumple con la doble finalidad de facilitar al comprador el cumplimiento de su obligación frente al Estado y al productor el pago de la liquidación, al realizarse éste de forma fraccionada.

El temor al riesgo de sobrepasamiento de la cuota láctea en la campaña 2014/15, persistente divulgado por el Magrama y por una parte del sector lácteo, ha llevado a los ganaderos a tratar de reducir sus entregas desde el pasado verano, secando las vacas lecheras, vendiendo sus animales para desvieje o para carne, reduciendo la compra de novillas, y también yendo al mercado para alquilar o adquirir cuota de otros ganaderos que no la estaban utilizando o estaban dispuestos a vender.

El mismo temor ha llevado también a parte de la industria y a primeros compradores e intermediarios a recortar en algunos casos drásticamente precios en origen por encima de lo razonable, sobre todo sobre aquellas cantidades de leche cruda que los ganaderos suministraban por encima ya de su cupo de referencia.

Es más, ha habido algunas industrias, primeros compradores o intermediarios que ya habían exigido a los productores la presentación de avales bancarios para garantizar que podían hacer frente a una hipotética multa o sanción por sobrepasamiento de cuota, adelantándose a la publicación oficial de la Orden ministerial en el BOE y bajo la amenaza de dejar de recoger la leche si no accedían a dicha petición.

En este sentido, el coste económico que han tenido que asumir algunos ganaderos con superación de su cuota o con posibilidad de superarla a lo largo de la campaña ha sido un añadido más al recorte de los precios de la leche y de los productos lácteos en los mercados en la campaña actual, difícil de determinar en conjunto, pero no así en particular para cada uno de ellos.

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015