El fungicida de Basf, Comet, ahora autorizado para el cultivo del maíz

La multinacional alemana Basf ha presentado ante un grupo de técnicos y productores el pasado 8 de mayo en Madrid las ventajas de Comet, un fungicida con un nuevo uso, en este caso para el cultivo de maíz, que se engloba dentro de AgCelence, la gama de productos de Basf que además de cumplir con su función -como fungicida-, aún en ausencia de la enfermedad o plaga a tratar proporcionan a la planta una serie de características que mejoran la producción.

El fungicida de Basf, Comet, ahora autorizado para el cultivo del maíz, ejerce un control excelente sobre roya y helmintosporiosis, las dos principales enfermedades causadas por hongos que se registran en España en el cultivo de maíz fundamentalmente en Galicia y la Cornisa Cantábrica, aunque cabe destacar que durante los dos últimos años también se han dado casos de roya en la provincia de Huesca.

Ensayos realizados en Francia en la campaña 2009-2010 revelan una diferencia signficativa entre el testigo (113 pústulas de roya por hoja) y la planta tratada con Comet (8,3 pústulas de roya/hoja). En cuanto a helmintosporiosis, ensayos realizados en Galicia muestran un 30% de ataque en hoja en el testigo frente a un 11% en el caso de la planta tratada con Comet, siempre en aplicación temprana (4 o 6 nudos).

Pero además Comet presenta las ventajas de ser un producto AgCelence, lo que significa que la materia activa (piraclostrobin 20%) tiene una acción fisiológica sobre la planta que redunda en un incremento de la producción del cultivo, incluso en ausencia de síntomas visibles de la enfermedad.

Así, en un conjunto de doce ensayos realizados en distintos países europeos, en maíz grano sin presencia de enfermedad (es decir, menos de un 5% de planta afectada) la aplicación temprana (4 o 6 nudos) de Comet redunda en un incremento de la producción cercano al 7%, que se eleva a un 10% en el caso de aplicarse al inicio de la floración.

Un caso real

Vittorio Castagnola un productor de maíz de la región de Lombardía (Italia) contaba su experiencia ante los asistentes. Vittorio produce para una planta de biogás que se alimenta de 18.000 toneladas de maíz anuales y otras 14.000 t/anuales de trigo y triticale.

Para ello cuenta con una explotación de la que 250 hectáreas son de gestión directa y otras 250 de gestión indirecta, siendo un 75% de la producción maíz y el 25% restante cereales.

Vittorio dedica un 10% de la superficie de su explotación a pruebas, y en 2012 accedió a realizar una con Comet. Desde ese momento, la superficie sobre la que aplica el producto no ha parado de aumentar: un 50% en 2013, un 80% en 2014 y este año que lo aplicará sobre el 100% de la plantación. Vittorio realiza el tratamiento con Comet cuando el maíz se encuentra a una altura de 1 – 1,10 metros, antes de la floración, lo que le da una cobertura contra hongos de unos 90 días.

Según este productor italiano, que anteriormente no trataba el maíz contra roya ni helmintosporiosis, Comet proporciona una planta más sana, aumenta la producción (la espiga se llena por completo) y además permanece verde por más tiempo, lo que permite ampliar el tiempo de cosechado entre 10 y 15 días.

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015