Análisis: el “boom” de ventas aligera los almacenes y deja a algunas cooperativas sin vino

Ginés Mena. Efeagro

Cooperativas y bodegas han recibido un “aluvión” de órdenes de compra durante las últimas semanas, hasta el punto de que muchas de ellas -en comunidades como Castilla-La Mancha o Extremadura- han vendido prácticamente todo el stock, si bien parte del granel está pendiente aún de retirar por los adquirentes.

Desde la cooperativa El Progreso de Villarrubia de los Ojos (Ciudad Real), su presidente, Cesáreo Cabrera, indica que “en febrero hemos tenido un ‘boom’ y se ha vendido casi todo el vino”, una alegría en el mercado que ha ayudado a la mejora de los precios, poco a poco. “Las bodegas principales (en Castilla-La Mancha) tienen muy poco vino blanco a la venta ya”, destaca Cabrera, aunque de tinto “queda algo” todavía en los almacenes, pendiente de comercializar.

Para explicar esta apetencia del mercado, el sector cooperativo y bodeguero apunta a varios factores: el miedo a que la próxima vendimia manchega y española sea corta por una sequía que ha debilitado las vides en el secano y el temor a que lleguen eventuales heladas, propias de esta época del año, que puedan afecten a la brotación y, en consecuencia, a la carga de grano.

En el hemisferio sur, donde se está vendimiando actualmente, hay zonas donde se habla de una reducción de la producción del 20 ó 30 % y, aunque no son actores tan importantes como España en el escenario global por sus volúmenes, sí pesan y terminan repercutiendo en los mercados como un factor adicional, explican los expertos.

Desde la Asociación de Empresas Vitivinícolas de Extremadura (Asevex), Jacinto Guerra recuerda que era habitual en el pasado que, a partir de enero y febrero, los precios en origen del vino bajasen, pero durante el actual ejercicio se mantienen o “suben un poquito”.

“De vino blanco, particularmente, no quedan existencias” pendientes de vender, aunque sí de retirar por parte de los compradores que, de hecho, lo harán progresivamente en los próximos meses en función de sus necesidades, como es habitual en el sector. “No creo que quede mucho tinto tampoco, porque los mejores vinos también se han vendido ya” también en Extremadura, gracias en buena parte a la exportación, que suma récord tras récord.

En el lado negativo, Asevex recuerda que España vende mucho más barato que países como Francia o Italia, un problema que habría que corregir, aunque no es el único. ¿Qué pasa con las estadísticas?

Guerra lamenta que, pese a que el sector está realizando las declaraciones mensuales obligatorias de existencias que la agencia gubernamental AICA exige, ésta no publica ni les comunica aún los datos, que consideran esenciales para realizar seguimiento de comercialización y stocks y tomar decisiones estratégicas.

El responsable sectorial de COAG, Joaquín Vizcaíno, constata la escasez actual de vino blanco, porque variedades como la airén en Castilla-La Mancha quedaron afectadas en la última campaña por la sequía; y también recuerda que muchas bodegas y cooperativas se apresuraron a vender demasiado pronto a precios “muy, muy bajos”.

Por lo que respecta a los tintos, en segunda fermentación ahora, no estarán aptos para vender en muchos casos hasta marzo o abril, aunque son de gran calidad y tendrán fácil venta, según Vizcaíno.

Los precios se han recuperado -añade- porque pesa mucho la incertidumbre de cómo pueda afectar el clima a la próxima vendimia y, una merma importante, dispararía las cotizaciones.

Los compradores lo saben y han tomado posiciones para aprovisionarse de materia prima y evitar males mayores.

Pese al avance de los precios, “nuestro vino a granel” sigue siendo “muy competitivo” para los compradores, pero no es el que debería si se comparan con países europeos, sobre todo, si España quiere obtener valor y que los viticultores dejen de cobrar “una miseria”.

Los últimos datos del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente refieren valores de 2,18 euros/hectogrado para el vino blanco a granel y 2,94 euros para el tinto, del 22 al 28 de febrero, tras un repunte del +0,93 % y el +2,80 %, respectivamente.

Por mercados de referencia, el vino blanco -que se revaloriza en la mayoría de emplazamientos- se paga a 2,78 euros/hgdo en Albacete; 2,03 en Badajoz; 2,38 en Ciudad Real; 2,14 en Cuenca y 1,84 euros por hectogrado en Toledo, de acuerdo con estas estadísticas.

El tinto a granel, a salida de bodega -12 puntos de color-, que sube en todas las plazas, lo hace a 3,07 euros en Albacete; 2,87 en Ciudad Real; 3,03 en Cuenca; 2,74 en Badajoz; 3,31 en Murcia; 2,91 en Toledo y 2,85 en Valencia.

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015