Dos jóvenes ingenieras españolas en cumbre ‘Alimentar a un planeta hambriento’

Laura Teresa Checa, futura titulada en Ingeniería y Ciencia Agronómica de la Universidad Politécnica de Madrid de 22 años, y María Gloria Sáenz, de 23 años y graduada en Ingeniería Agrícola por la Universidad de La Rioja, serán las representantes españolas en la Youth AG Summit, la cumbre internacional organizada por la Red de Futuros Agricultores de Australia y Bayer CropScience que tendrá lugar en Canberra, Australia.

Allí se darán cita junto con otros 98 jóvenes, de entre 18 y 25 años y procedentes de 33 países, para participar en esta cumbre organizada bajo el lema ‘Alimentar a un planeta hambriento’. Para llegar hasta Canberra, Laura y María tuvieron que presentar un ensayo en el que aportaron sus propuestas para una agricultura sostenible que dé respuesta a la creciente demanda global de alimentos sanos y nutritivos.

Fueron dos de los 2.000 ensayos que se presentaron. ‘La calidad de los trabajos ha sido excepcional, los retos y soluciones identificados destacan que, oportunidades como la Youth AG Summit, proporcionan la plataforma perfecta para continuar con el debate’, señaló Georgie Aley, presidente de la Red de Futuros Agricultores de Australia. ‘Estamos ansiosos por dar la bienvenida, junto con nuestro socio Bayer CropScience, a estos 100 delegados en Australia el próximo mes de agosto’.

Los candidatos se inscribieron mediante la presentación de un ensayo de 1.500 palabras que resumiera su postura sobre las razones subyacentes de la inseguridad alimentaria y sus efectos en una población en crecimiento. ‘Creemos que los jóvenes deben comprometerse con la búsqueda de soluciones agrícolas sostenibles para la creciente demanda global de alimentos sanos y nutritivos. La Youth AG Summit es una oportunidad para ampliar las perspectivas de personas provenientes de todo el mundo. También permite a estos futuros profesionales seguir creciendo a nivel personal y ampliar sus conocimientos’, subrayó Liam Condon, director general de Bayer CropScience.

Los trabajos, algunos con propuestas claramente divergentes con las ideas preestablecidas, han sido evaluados por cualificados y experimentados profesionales del sector agrícola. Los candidatos han dejado ver perspectivas realmente interesantes sobre inseguridad alimentaria global y abordaron temas como el desperdicio de alimentos, la producción local, la educación y la preocupación por las prácticas agrícolas. Aspectos que contribuirán a la programación de la cumbre.

Laura Checa ha buscado destacar en su ensayo que la sociedad conozca ‘el valor del trabajo del productor agrícola, que está muy olvidado’ y que, además, tienen que convivir con políticas que no les apoyan en su labor. También hace hincapié en soluciones para mejorar la producción de alimentos. Así, tal y como ella misma explica, ‘a día de hoy hay alimentos para todos en el planeta, pero en el primer mundo se desperdician muchos’, y señala algunos ejemplos, como lo que ocurre en los supermercados cuando los alimentos no están visualmente perfectos, o en algunos países como Brasil, donde el mayor problema es la capacidad global de almacenamiento en las condiciones adecuadas.

Asimismo, añade ideas ingeniosas como la utilización de las zonas ajardinadas de las ciudades para cultivar especies, como árboles frutales, que tengan una utilidad alimentaria y no meramente ornamental.

Por su parte, María Gloria Sáenz se ha centrado en otro aspecto crucial: la degradación del suelo. Tal y como ella misma indica ‘es un problema para la producción de alimentos, sobre todo en el Mediterráneo’. María propone ideas para solucionarlo como el reciclado de la biomasa, la puesta en marcha de medidas que permitan aumentar la capacidad de defensa de la tierra o la implantación de coberturas vegetales.

El propósito de la cumbre es crear soluciones innovadoras, sostenibles y factibles que puedan ser implantadas en un futuro por estos profesionales. Durante las jornadas, los delegados identificarán, conectarán y pondrán en común sus ideas para el progreso de la agricultura mundial. Con este enfoque colaborativo se busca que los jóvenes participantes lleguen a conclusiones viables que después puedan aplicar en sus países de origen a lo largo de su carrera.

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015