Joaquín Olona: “O dialogamos con el Ebro o el Ebro impondrá su monólogo”

El consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, Joaquín Olona recuerda que en 2015 el Gobierno de Aragón y los funcionarios de su Departamento realizaron un esfuerzo extraordinario que difícilmente se volverá a repetir: “Indemnizar por daños asegurables no es socialmente justificable, pero asumimos el compromiso del Gobierno anterior

“Las inundaciones son un problema que no podemos evitar, tenemos que aprender a convivir con ellas”, ha asegurado el consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, Joaquín Olona, en la apertura del debate Presente y futuro de la Ribera del Ebro, organizado por la asociación Asafre.

“Si no dialogamos con el Ebro, el Ebro impondrá su monólogo”, insistió para dejar clara la idea de que cualquier iniciativa que se lleve a cabo para prevenir los efectos de las riadas debe tener en cuenta la propia naturaleza del río y de su cauce.

La prioridad, ha dicho, deben ser los núcleos poblacionales y sus habitantes. Por eso, el dinero público debe ir destinado, en primer lugar, a la seguridad de las personas; después a la prevención y a evitar daños y, por último, a compensar por estos.

En este sentido, el consejero hizo especial hincapié en que todo aquello que se invierta debe estar socialmente justificado y que “indemnizar por lo que lo que es asegurable no es justificable socialmente”. Los seguros agrarios son una prioridad política de su departamento y por eso cuentan con el apoyo de este; lo que debe hacer el sector, por lo tanto, es utilizarlos para cubrir los riesgos que las crecidas del Ebro suponen.

Olona incidió en que el Gobierno de Aragón invirtió en 2015 más de 23 M€ en compensar daños a la agricultura y la ganadería y que esta fue una decisión extraordinaria que difícilmente se volverá a repetir.

A esta cantidad, se suman otros 6 M€ invertidos en la reparación de infraestructuras municipales por parte del Instituto Aragonés del Agua. “Todo ello se abonó ya a los beneficiarios en su momento”, ha recordado.

“Hemos cumplido los compromisos a pesar de las grandes dificultades presupuestarias que existen y los funcionarios han hecho, además, un gran esfuerzo para tramitar más de 1.800 expedientes de damnificados”, ha señalado al tiempo que lamentaba que ante todo ello la respuesta de Asafre no hubiera sido “la más apropiada”.

Para el titular de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, afrontar los episodios de inundaciones precisa una actitud “más colaborativa y comprensiva” si se quieren alcanzar soluciones como las que hay que poner en marcha.

Por lo que respecta al Departamento, indicó que se trabaja en dos direcciones: fortalecer la coordinación y la cooperación institucional y desarrollar iniciativas de carácter técnico.

En el primer caso, se mantienen reuniones periódicas con Ayuntamientos, Confederación Hidrográfica del Ebro y Diputación de Zaragoza. En la misma dirección, esta semana se constituirá una ponencia sobre inundaciones en el seno de la Comisión del Agua; su finalidad será actualizar el Plan Medioambiental del Ebro.

En cuanto a las iniciativas técnicas, Olona realizó una propuesta para compatibilizar los usos agrícolas con el régimen de avenidas favoreciendo el retranqueo o eliminación de motas. Se trata de una medida agroambiental que se implementará entre las de la Política Agraria Comunitaria del próximo año.

Por último, recordó que en 2015 el INAGA informó favorablemente más de 600 actuaciones en el Ebro. “Será insuficiente, pero no es justo decir que no se hace nada”, concluyó.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015