Detectada la gripe aviar en dos patos silvestres hallados muertos en Palencia

La Red Española de Alerta Sanitaria Veterinaria (RASVE) (ver anexos) notificó este jueves 12 de enero un caso de Influenza aviar (serotipo H5N8) en dos patos silvestres hallados muertos en las proximidades de la laguna de La Nava de Fuentes, en Palencia (Castilla y León).

Según fuentes del Ministerio de Agricultura, este hallazgo es fruto del refuerzo de la vigilancia pasiva y el Plan Nacional de Vigilancia de la Influenza Aviar, debido a los brotes detectados de este virus en toda Europa, donde hasta el momento hay 432 focos en aves domésticas y 363 en silvestres.

El Mapama señala que, dada la situación internacional, ha estado informando de la evolución a los Servicios veterinarios de las Comunidades Autónomas y al sector productor ganadero,  recordado la necesidad de mantener las medidas de bioseguridad en las explotaciones de cría de aves o productoras de huevos, especialmente en lo que se refiere al contacto con aves silvestres.

De la misma forma se insiste en que no se considera que haya riesgo para la salud pública, al no haberse dado casos de transmisión de este subtipo a humanos, y que además su hallazgo no implica restricciones al comercio.

El Laboratorio Central de Veterinaria de Algete (Madrid) confirmó la detección del virus de Influenza Aviar de Alta Patogenicidad (IAAP) H5N8 en dos patos silvestres (ánsar común, Anser anser), hallados muertos el pasado 3 de enero en la laguna de La Nava de Fuentes, en Palencia, Castilla y León.

Desde el Mapama se ha hecho hincapié en la importancia de reforzar la vigilancia pasiva y notificar adecuadamente a las autoridades.

Por su parte, la directora de la Organización Interprofesional del Huevo y sus Productos (Inprovo) y también directora de la Asociación Española de Productores de Huevos (Aseprhu), Mar Fernández, remarcó  la necesidad de “extremar” las medidas de bioseguridad para que los casos no afecten a aves domésticas, “que es la principal preocupación”.

Fernández afirmó también que la denominación de España como país libre de influenza aviar no cambia a pesar de la notificación de este caso en Palencia y que no afecta al comercio internacional.

A su vez,, el secretario general de la Asociación Interprofesional de la Avicultura de Carne de Pollo (Propollo), Ángel Martín, consideró que este único foco “no tiene trascendencia” porque son aves silvestres y, por tanto, “no cambia el estatus de España” respecto a esta enfermedad.

Martín lanzó un mensaje de tranquilidad, aunque incidió en la conveniencia de que los ganaderos tengan “los animales guardados” dada la nueva irrupción de casos de influenza -muchos de ellos en animales silvestres- en varios países europeos.

En este sentido también, la presidenta de la Asociación Interprofesional de las Palmípedas Grasas (Interpalm), Montserrat Prieto, aseguró que el sector ha reforzado “desde hace bastante tiempo” las medidas de bioseguridad, aunque el caso detectado en España no preocupa porque, “en principio, no tiene por qué tener repercusión” en la producción doméstica.

Casos puntuales

Asimismo, el director general de Producción Agropecuaria e Infraestructuras Agrarias de Castilla y León Jorge Llorente, calificó de “puntuales” los dos casos de influenza aviar detectados en otros tantos patos silvestre hallados muertos cerca de la laguna de La Nava de Fuentes, en Palencia.

Se trata de especies migratorias que visitan todos los años la Comunidad y que en su travesía por Europa han dejado más de ochocientos focos en 22 países, y ahora han llegado a la Comunidad, señaló Llorente.

El director general recordó que hace dos años Castilla y León se dotó de un plan de vigilancia de la fauna silvestre que ha funcionado, ya que ha detectado esos dos casos.

Llorente sostuvo que se trata de un tema fundamentalmente de información epidemiológica, en el que “no hay limitaciones”, esto es que no afecta a otras cuestiones salvo para “conocer que las aves han tenido esa virus y comunicarlo a las autoridades europeas” para ver como está la influenza aviar en el continente.

Además, incidió en que “no afecta a la especia humana” y no queda más que “seguir vigilando”.

Igualmente, el presidente del Consejo General de Colegios Veterinarios de España, Juan José Badiola, valoró la eficacia de las medidas de vigilancia para detectar casos de influenza aviar en animales, afirmando que la misma es una prueba de que “hay un sistema de vigilancia que funciona”.

A su juicio, la aparición de este foco “no sorprende”, porque se ha declarado en aves silvestres migratorias en un contexto europeo en el que están apareciendo numerosos casos.

Entre las medidas de prevención, Badiola subrayó las acciones de bioseguridad y, entre ellas, una “básica: que no haya contacto entre aves silvestres y domésticas”.

En materia de salud pública, remarcó que esta cepa del virus es frágil y además “no hay evidencia” de su transmisión a humanos.


Los ficheros adjuntos son visibles únicamente para usuarios registrados. Pulsa aquí para registrarte.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015