El PE aprueba nuevas normas para impulsar el papel de bosques, pastos y cultivos en la absorción de CO2

El Pleno del Parlamento Europeo apoyó este miércoles 13 de septiembre nuevas reglas para impulsar el papel de los bosques, pastos y tierras de cultivo en la absorción de CO2, lo que contribuirá a reducir las emisiones contaminantes y combatir el calentamiento.

Los eurodiputados respaldaron el proyecto legislativo por el que Estados miembros tendrán que asegurar el equilibrio entre las emisiones de CO2 y la absorción mediante los bosques, las zonas de pasto y de cultivo.

El Parlamento incluyó, además, provisiones para que a partir de 2030, los países tengan que alcanzar un ratio de absorción de CO2 superior al de emisiones, en línea con los compromisos adquiridos por la UE en el marco del acuerdo de París sobre clima.

Créditos por la reducción de CO2

Si la absorción de CO2 es superior a las emisiones por el uso de la tierra durante los primeros cinco años, los países podrán acumular esos créditos y usarlos más adelante, para lograr alcanzar sus objetivos en el siguiente periodo de cinco años.

Los Estados miembros también podrán utilizar esos créditos para cumplir sus objetivos dentro del Reglamento sobre reducción de emisiones.

Los productos madereros aprovechados, como el material de construcción y el mobiliario, también contribuyen a reducir el CO2, dado que almacenan el carbono absorbido por los árboles durante su crecimiento. Incluir estos productos en la contabilidad, incentivará a los países a desarrollar el uso de la madera aprovechada (para fines distintos al energético).

El límite al uso de créditos por gestión forestal aumentará del 3,5% (como proponía la Comisión) al 7% para permitir contabilizar créditos adicionales de esta categoría.

Los países tendrán que informar sobres sus emisiones anualmente, con el objetivo de equilibrar las emisiones y la absorción en dos periodos consecutivos de cinco años cada uno (2021-2025 y 2026-2030). Si un Estado miembro no alcanza sus objetivos en ninguno de los periodos, el déficit será descontado de su asignación en el marco del Reglamento sobre reducción de emisiones.

Próximos pasos

El proyecto reglamentario salió adelante con 532 votos favorables, 144 en contra y 20 abstenciones. El Pleno devolvió el texto a la Comisión de Medio Ambiente, para que los negociadores del Parlamento puedan comenzar las conversaciones con el Consejo de Ministros, con vistas a alcanzar un acuerdo en primera lectura, una vez que los ministros hayan fijado su propia posición negociadora. 

Datos

Los umbrales para cada Estado miembro se establecerán sobre la base de su “nivel de referencia forestal” -una estimación de la media anual de emisiones o absorciones netas derivadas de las tierras forestales gestionadas en el territorio del país.

Según los eurodiputados, deberá basarse en las prácticas entre 2000 y 2012, un periodo más reciente que el propuesto por la Comisión (1990-2009).

Las emisiones que las autoridades no pueden controlar, como las derivadas de fuegos, podrán excluirse, pero con límites, para no crear una laguna legislativa.

Los bosques de la UE absorben el equivalente a casi el 10% del total de emisiones de gases de efecto invernadero del bloque.

Esta propuesta legislativa, que es parte del paquete climático presentado por la Comisión en julio de 2016, propone integrar las emisiones y la absorción por el uso de la tierra, el cambio de uso de la tierra y la silvicultura en el marco de actuación en materia de clima y energía hasta 2030.

Apoyo parlamentario

Por su parte, los eurodiputados del PP apoyaron en el Parlamento Europeo que la gestión de las emisiones contaminantes que son absorbidas por la agricultura, el uso de la tierra y la silvicultura compute en los objetivos de reducción de emisiones de la UE para 2030.

El Parlamento Europeo aprobó este miércoles 13 de septiembre una propuesta legislativa al respecto presentada por la Comisión Europea y que complementa las propuestas que pretenden reducir un 43% las emisiones contaminantes hasta 2030 respecto a las de 2005, para combatir así los efectos del cambio climático.

La legislación aprobada establece que los países de la UE deberán asegurar que las emisiones por el uso de las tierras son completamente compensadas por una reducción de las emisiones a la atmosfera en la misma zona.

La eurodiputada del PP Pilar Ayuso aseguró en el debate previo a la votación que “este reglamento es una buena noticia para la promoción de actividades económicas sostenibles en el mundo rural de la UE, y para la mitigación y adaptación al cambio climático”.

No obstante, Ayuso defendió que “las absorciones que se hacen por agricultura, usos de la tierra y silvicultura tienen que ser reales, para respetar los esfuerzos realizados en otros sectores, evitando así la “contabilidad creativa”, que supondría un desprestigio para la UE en el ámbito internacional”.

Esas absorciones, añadió Ayuso, “tienen que ser también comparables, porque es necesario poder cuantificar las absorciones de cada Estado miembro y las de la UE en su conjunto”.

La eurodiputada popular defendió asimismo que los periodos de referencia que se utilicen deben ser “racionales y consistentes”, y que es importante que la Comisión Europea pueda jugar un papel en el control de las cifras de los países miembros.

Video de la intervención de Pilar Ayuso:   https://youtu.be/uL71sj_g_jo  

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015