Cuándo hay que dejar de regar la cebada o el trigo

La predicción del momento óptimo para dejar el cereal de invierno es un aspecto muy importante en los nuevos regadíos, en particular en los del sistema Aigües de Segarra-Garrigues (ASG) en la provincia de Lleida, donde el agua para regar el cereal de invierno puede costar entre 200 y 300 €/ha, según sea en doble cosecha o en cultivo único.
Jaume Lloveras Vilamanyà1, Xavier Petit Tomàs2, A. Yakoub1.1Universitat de Lleida.
2Aigües del Segarra-Garrigues ( ASG).

Por este motivo, durante los años 2015 y 2016, se llevó a cabo un estudio, en el que se determinó la evolución de la humedad del grano de cebada y trigo durante el último mes del cultivo y se estimó la evolución de su producción. El objetivo del trabajo fue obtener datos reales de la zona de estudio, para poder gestionar mejor el final del riego y conseguir también la máxima producción del cultivo.

En los años 2015 y 2016 se realizó un seguimiento en cuatro parcelas (dos de trigo y dos de cebada) en el primer año (2015) y en seis (tres de trigo y tres de cebada) en el segundo (2016). Las parcelas estaban localizadas en campos comerciales de los municipios de Cubells y Foradada (Lleida).

Las parcelas se muestrearon aproximadamente cada cinco días. En el año 2015, las fechas de muestreo de la cebada fueron, 22, 26 y 30 de mayo y 2, 8 y 15 de junio. Mientras que las del trigo, que tiene habitualmente un ciclo más largo, fueron: 22, 26 y 30 de mayo y 2, 8, 15, 20 y 27 de junio. Durante el año 2016, las fechas de muestreo de la cebada fueron, 20 y 25 de mayo y 1,7, 12, 18 y 22 de junio, y las del trigo fueron el 20 y 25 de mayo, 1,7, 12, 18, 22 y 28 de junio y 4 de julio (ocho muestreos). En cada muestreo, se determinó la humedad del grano, que se midió utilizando el método oficial de secado en estufa a 130oC durante 3 horas.

La estimación de la producción de grano, se obtuvo en cada fecha y en cada campo, segando entre dos y cuatro cuadrados de 60 x 60 cm por campo y fecha de muestreo, en las partes mejores y más homogéneas de cada campo.

Las producciones de grano se presentan al 13% humedad, que técnicamente se considera suficientemente baja para garantizar la conservación del grano (MAPA. 1982). Sin embargo algunos organismos internacionales dan humedades algo diferentes, el 14% para el trigo y un 12% para la cebada (Unión Europea, 2010).


Los ficheros adjuntos son visibles únicamente para usuarios registrados. Pulsa aquí para registrarte.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015