Corrección de la clorosis férrica en olivar con sales de hierro en suspensión

La clorosis férrica es uno de los problemas más comunes en la agricultura mediterránea e implica pérdidas económicas importantes. Se presentan en este trabajo las sales de hierro (Fe) en suspensión vivianita y siderita como métodos alternativos, asequibles y medioambientalmente sostenibles para su prevención y corrección en el olivar.
I. Sánchez-Alcalá, M.C. del Campillo, V. Barrón y J. Torrent.
Departamento de Agronomía. Universidad de Córdoba.

La deficiencia de hierro (Fe), o clorosis férrica, se observa comúnmente en olivos cultivados sobre suelos calcáreos del sureste español. Se manifiesta con un amarilleamiento internervial de las hojas más jóvenes, acompañado generalmente por una disminución de la producción.

La clorosis férrica también puede afectar a las flores, apareciendo sin ovario, lo que provoca irregularidades en el cuajado de los frutos. La aceituna de los brotes afectados adquiere color amarillo o verde pálido, perdiendo la forma característica, reduciéndose el tamaño (Pedrajas, 1999) y su calidad como aceituna de mesa. También se ha demostrado que la aceituna clorótica tiene menor rendimiento graso, además de que algunos parámetros de calidad del aceite pueden verse mermados, como son la estabilidad y el contenido en carotenos y clorofilas (Chova et al., 2000; del Campillo et al., 2000).


Los ficheros adjuntos son visibles únicamente para usuarios registrados. Pulsa aquí para registrarte.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015