El COPA-Cogeca prevé estabilidad y 298 Mt de cereales en la UE en la campaña 2017/18

Las nuevas cifras publicadas hoy en Bruselas por el COPA-Cogeca muestran que se prevé que la producción de cereales en la UE aumente este año en un 0,4 %, en comparación con 2016, y la producción de oleaginosas en un 1,6 %, principalmente debido a mejores condiciones climáticas en algunos países.

Durante la reunión, el presidente del Grupo de Trabajo Cereales del COPA-Cogeca, Max Schulman, afirmó que “este año se espera que la cosecha de cereales de la UE aumente un 0,4 % respecto a los niveles del año pasado, para situarse en unos 298 millones de toneladas, aunque sigue siendo inferior a lamedia del último quinquenio.

Esto es debido principalmente, añadió, a las condiciones climáticas más favorables en algunos Estados miembros, en comparación con los fenómenos meteorológicos catastróficos que conocimos el año pasado.

No obstante, señaló Schulman, este año algunos países se han visto afectados por las heladas y la sequía, particularmente Francia y los Estados miembros del Sur de la UE, y se prevé que estas diferencias en las condiciones repercutirán en la calidad de la producción comunitaria.

Las previsiones favorables en los Estados Unidos, Canadá y Kazajkstán también podrían incidir en el equilibrio del mercado. Sin embargo, las existencias de cereales siguen siendo bajas y los agricultores cuestionan la veracidad del nivel de los stocks de enlace en la UE, porque el sector ganadero se está enfrentando a algunas dificultades para obtener los volúmenes necesarios.

Oleo-proteaginosas

Por su parte, el vicepresidente del Grupo de Trabajo Oleaginosas y Proteaginosas del COPA-Cogeca, Mike Hambly, destacó que “se espera que la producción de oleaginosas de la UE aumente un 1,6 % este año para alcanzar 32,2 millones de toneladas.

La producción de colza de la UE ha recuperado su nivel medio de 21 Mt, garantizando a los ganaderos europeos la posibilidad de incorporar suficientes proteínas en la dieta de sus animales, añadió Hambly.

Hemos asistido este año a una transición hacia la producción de colza de invierno, debido a mejores condiciones climáticas durante esa estación, lo que explica los niveles de producción más elevados y mejores rendimientos. No obstante, los productores se encuentran atrapados entre los bajos precios y los altos costes de producción, como consecuencia de la suspensión del uso de los tratamientos de las semillas con neonicotinoides, por lo que la superficie de oleaginosas no ha podido aumentar.

Si no se pueden tratar las semillas con neonicotinoides, afirmó el vicepresidente del GT,  y a falta de productos alternativos, los agricultores se verán obligados a recurrir con mayor frecuencia a tratamientos de pulverización de sus cultivos, lo que dará lugar a un fuerte incremento de los costes”.


Los ficheros adjuntos son visibles únicamente para usuarios registrados. Pulsa aquí para registrarte.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015