El COPA-Cogeca apuesta por aplicar la Declaración de Cork 2.0 para el futuro Desarrollo Rural de la UE

En una importante conferencia organizada este 4 de mayo por el Comité Económico y Social Europeo (CESE) en Bruselas, el COPA-Cogeca, que defiende los intereses de los agricultores y sus cooperativas, ha destacado la importancia de la política de Desarrollo Rural de la UE y de la aplicación de la Declaración de Cork 2.0 para garantizar una vida mejor en las zonas rurales. Esta es la posición común acordada por unanimidad.

La Declaración de Cork 2.0 incide en la conveniencia de invertir en las zonas rurales, de impulsar la innovación, con el fin de preservar el medio rural, el crecimiento y el empleo y de simplificar la política de Desarrollo Rural.

Durante su intervención en el acto, Paulo Gouveia, principal asesor político, afirmó que la política de Desarrollo Rural constituye una parte importante de la Política Agrícola Común (PAC) y la aplicación de esta declaración es fundamental para el sector agrario. En este sentido, añadió, debe reforzarse la política de Desarrollo Rural a través de una legislación europea coherente y a largo plazo que respalde a las zonas rurales, potenciando las infraestructuras y los servicios necesarios allí, para atraer a las nuevas generaciones a instalarse en este ámbito territorial”.

Nuestra posición, afirmó Gouveia, se centra en tres elementos clave – las 3 ‘S’: Sustainability (Sostenibilidad), Smart agriculture and forestry sector (una agricultura y una silvicultura inteligentes) y Simplification (simplificación).

Una agricultura y una silvicultura sostenibles refuerzan la competitividad y la biodiversidad y garantizan el crecimiento “verde2 en las zonas rurales. La sostenibilidad incluye la gestión activa de las tierras, el uso eficiente de los recursos, la mitigación del cambio climático y la adaptación a sus efectos.

Otro aspecto importante de la sostenibilidad son las medidas de inversión para mejorar la rentabilidad global y la sostenibilidad de las explotaciones agrícolas y forestales. Estas medidas deben mantenerse como una de las principales herramientas de la política de Desarrollo Rural.

 Paulo Gouveia destacó la importancia de crear las condiciones para atraer a los jóvenes y a nuevos habitantes, y continuar el apoyo a las cooperativas agrarias y a las organizaciones de productores.

La segunda S se refiere a la agricultura  y al sector agroalimentario inteligentes (smart farming and agri-food sector). Aquí es importante destacar la importancia de la Investigación y de la Innovación, pero también de los servicios de asesoramiento y de formación para nuestros sectores.

El principio rector ha de ser un enfoque ascendente y de múltiples actores. No se puede considerar a los agricultores únicamente como “usuarios finales” de los resultados de la investigación. Son, de hecho, los principales actores al inicio del ciclo del conocimiento. Por consiguiente, la innovación debe ser impulsada por los agricultores.

Un sector agrícola y forestal inteligentes significa también inversiones a favor de una mejor conexión entre las zonas rurales y el sector agrícola – infraestructuras, Banda Ancha, conectividad e interoperabilidad, añadió Gouveia.

Simplificación

La tercera S se refiere a la simplificación. La simplificación y la reducción de los trámites administrativos figuran entre los principales problemas que deben abordarse en la política de Desarrollo Rural, dado su impacto directo para los agricultores. Si se quiere modernizar la PAC, incluyendo la política de Desarrollo Rural – el segundo pilar de la PAC – se tendrá que simplificar y hacer más fáciles las políticas, su aplicación y su utilización.

Tanto el sistema de control, como el sistema de sanciones plantean graves problemas que conviene solucionar durante el ejercicio de simplificación y que tienen un impacto directo para los agricultores, insistió este asesor..

Creemos igualmente que es importante intercambiar experiencias sobre la aplicación de las medidas de Desarrollo Rural, las sinergias entre las políticas y los elementos que se pueden mejorar y simplificar en el futuro. Las redes rurales europeas y nacionales desempeñan un papel esencial en la creación del marco adecuado para estos intercambios, afirmó Gouveia.

Para concluir, destacó la necesidad de disponer de un presupuesto sólido para la PAC, que permita garantizar la sostenibilidad del sector agrícola y forestal. Debemos utilizar todos los fondos disponibles de la mejor manera posible, no sólo los fondos agrícolas.

La PAC, incluida su política de Desarrollo Rural y las actividades de las redes rurales, ya está aportando beneficios a la comunidad rural. Sin embargo, también debemos centrarnos en los Fondos Estructurales Europeos, así como en el Fondo Europeo para  Inversiones Estratégicas (FEIE), que deben contribuir mejor a las inversiones en las zonas rurales, encaminadas a mejorar las infraestructuras, la educación y a hacer un mejor uso de las materias primas renovables.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015