Agenda 

Conferencia sobre los avances contra la Xylella fastidiosa que amenaza la salud del olivar andaluz

A partir de las 20 horas en el salón de actos de Oleoestepa (Polígono Industrial Sierra Sur, calle el olivo s/n) en Estepa, va a tener lugar una conferencia del experto en Patología Vegetal, el doctor Antonio Trapero Casas, director del Departamento de Agronomía de la Universidad de Córdoba, sobre la nueva amenaza que se cierne sobre el olivar andaluz, la xylella fastidiosa.

La Xylella fastidiosa es una bacteria con un enorme potencial patógeno sobre gran número de plantas. Provoca varias enfermedades de importancia económica, principalmente en cultivos leñosos como viñas, cítricos, diversos frutales de hueso, café y ornamentales. Su principal área de distribución actual se restringe al continente americano. Sin embargo, recientemente se ha declarado una alarma sanitaria al detectarse por primera vez en Europa un foco de Xylella fastidiosa que afectaba a olivos, almendros y adelfas al sur de Italia.

‘Por sus condiciones climáticas, las áreas que presentan un mayor riesgo potencial para la expansión de esta bacteria en Europa son las regiones productoras de vid, olivos y cítricos del sur, principalmente la Península Ibérica, Italia y Grecia’ señala el conferenciante, aportando más información al respecto en la conferencia.

La Xylella fastidiosa invade el xilema de la planta. Su multiplicación en el interior de los vasos puede llevar a la obstrucción del flujo de savia bruta, principalmente agua y sales minerales. Los síntomas pueden variar. En algunos se corresponden con los síntomas típicos de estrés hídrico: marchitez o decaimiento generalizado y, en casos más agudos, la seca de hojas y ramas, y finalmente la muerte de toda la planta. En otros casos los síntomas se corresponden más a los provocados por ciertas deficiencias de minerales, como clorosis internervial o moteado en hojas.

 

Aunque profundizará sobre el método de prevención y tratamiento de la enfermedad, señala que ‘en estos momentos y por proximidad del foco detectado en Italia, debe cuidarse especialmente el origen y el estado fitosanitario de material vegetal sensible procedente de ese país. En cualquier caso, es fundamental comunicar inmediatamente a las autoridades de sanidad vegetal cualquier sospecha de la presencia de esta bacteria en nuestra comunidad. Una vez detectado un foco en el campo, los tratamientos químicos contra la bacteria o sus vectores no suelen ser efectivos. En estos casos es necesaria la eliminación de los árboles afectados y la vegetación silvestre circundante que pueda actuar como hospedadora de la bacteria, así como establecer un programa de vigilancia en años sucesivos para intentar evitar el rebrote de la enfermedad’.

La entrada a la ponencia es gratuita y limitada hasta agotar aforo.
La ponencia será presentada por Victorino Vega Macías, técnico de IFAPA Córdoba.

 

 

 

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015