Los intercambios mundiales de vino movieron 28.300 M€ en 2015, según la OIV

Durante el pasado año, el comercio exterior mundial de vino elevó un 1,8% en volumen, hasta 104,3 millones de hectolitros e incrementó su valor un 10,6%, facturando 28.300 M€ en relación a 2014, según la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV).

España fue el primer exportador en volumen, con 24 Mhl, concentrando un 23% del mercado mundial. Se produjeron aumentos en Nueva Zelanda (de 1,9  a 2,1 Mhl exportados); Chile (de 8,1 a 8,8 Mhl), España (de 22,3 a 24 Mhl) y Australia (de 7 a 7,4 Mhl).

Por el contrario, bajaron las exportaciones en Alemania un 15,9%, de 3,9 a 3,6 Mhl; Italia, un 2,3%, de 20,4 a 20 Mhl), y Francia, un 2%, de 14,3 a 14 Mhl y, en menor medida en Portugal, hasta 2,8 Mhl.

En valor, se produjo un incremento del 10,6%y de 2.700 millones de euros,  de 25.600 millones a 28.300 M€, que fue generalizado entre los principales países exportadores, salvo Alemania, que redujo ventas un 2,4%, de 976 a 953 millones de euros.

Francia se consolidó como primer exportador mundial por valor, con 8.200 M€ facturados en 2015, un 29% del mercado total.

También se produjeron incrementos considerables en los países productores  del Hemisferio Sur y Estados Unidos. Así, Chile facturó 1.650 M€; Australia, 1.459 M€; Sudáfrica, 629 M€; Estados Unidos, 1.395 M€; Argentina, 737 M€, y Nueva Zelanda, 963 millones.

En la Unión Europea, además de Francia, Italia incrementó su facturación exterior de vinos de 5.081 a 5.353 M€; España, de 2.529 a 2.641 M€  y Portugal, de 725 a 738 millones de euros.

Por tipo de producto, continuó disminuyendo el peso de los intercambios mundiales de vino embotellado entre 2014 y 2015, bajando del 65% al 54%, a pesar del aumento de su valor anual (y, por tanto, en precio unitario) en más de un 10%.

Los vinos espumosos crecieron tanto en volumen (+5,6%), como en valor global (+10,8%) en relación a 2014, mientras que los vinos a granel o en envases de más de 2 litros aumentaron sus intercambios un 3,8% en volumen, pero redujeron su valor unitario, pues sus exportaciones solo crecieron un 3,5%.

En términos de valor, las exportaciones de vino embotellado representaron en 2015 un 72% del total, las de vino espumoso, un 18% (8% del volumen) y las de vinos a granel o en envases de más de 2 litros, un 10% del valor total, pese a representar el 38% del volumen total exportado.

Principales exportadores

 Los tres primeros países productores del mundo (España, Italia y Francia) representaron el 56% del volumen del mercado mundial en 2015, es decir 58 Mhl y el 57,4% de las exportaciones en valor, con 16.200 M€.

A pesar del fuerte volumen de las exportaciones españolas, el importante volumen de granel (62% del total en 2015) llevó a un precio medio de su exportación inferior a lo observado en Italia y Francia, donde la parte de granel es respectivamente del 25% y del 16% en total.

Al contrario, en los otros principales países exportadores de vino en 2015, la evolución anual en valor fue más importante que la evolución en volumen.

Los principales importadores

Las importaciones de vino en 2015 se elevaron a 102,6 Mhl, con un aumento de 1,3 millones en relación a 2014.

Los diez primeros países importadores, que representan el 70% de las importaciones mundial en volumen registraron un crecimiento de sus importaciones globales del 3% en relación a 2014 y del 9,4% en valor.

Superficie vitícola

Por otro lado, la superficie vitícola mundial en 2015 (que se corresponden con las superficies plantadas de viñas, más las superficies que no están aún en producción y no se pueden todavía vendimiar) disminuyó ligeramente en 2015, según los datos provisionales de la OIV, en  7.000 ha en relación a 2014, desde 7,541 a 7,534 millones.

En la UE, tras el fin del programa comunitario de regulación del potencial de producción vitivinícola (arranques voluntarios subvencionados) en la campaña 2011/12, el ritmo de reducción del viñedo se ha ralentizado notablemente, estabilizándose en torno a 3,362 Mha, con un recorte de 26.000 hectáreas en relación a 2014.

Así, el viñedo español (superficie plantada, más derechos de plantación) se ha estabilizado reduciéndose apenas en unas 1.000 ha, hasta 1,021 Mha  en 2015, según la previsión de la OIV.

Producción de  vino

 La producción mundial de vino (sin mosto, ni zumo de uva) se mantuvo firme en 2015, elevándose a 274,4 Mhl,  con un aumento de 5,8 millones en relación a la producción de 2014 (269 Mhl).

En la UE, la producción vinificada fue de 165,8 Mhl, algo superior a la media, con cerca  de 6 millones por encima de la de 2014.  Entre los principales países productores comunitarios, Italia registró un crecimiento sensible de su producción, con 49,5 Mhl (5,3 millones más que en 2014); mientras que la producción española fue ligeramente inferior, con 37,2 Mhl (-2,3 millones sobre 2014).

Consumo mundial de vino 

La OIV estima de forma prudente que el consumo mundial de vino en 2015 subió hasta los 240 Mhl, ligeramente al alza en 900.000 hl en relación al año anterior. Desde el inicio de la crisis económica y financiera mundial en 2008, el consumo mundial de vino aparece globalmente estabilizado en torno a la cifra citada.

Estados Unidos, con un consumo de 31 Mhl, ocupa ahora ampliamente el primer lugar de la lista mundial de mercados interiores, con un nivel prácticamente estable (+1%) en relación al consumo de un año antes.

Esta organización destaca también que el descenso del consumo en los países europeos tradicionalmente productores y consumidores registra una pausa: ligero retroceso en Francia (27,2 Mhl), muy ligero aumento en Italia (20,5 Mhl, unos 100.000 hl más sobre 2014), y en Portugal (4,8 Mhl) y estabilidad en España (10 Mhl y un 1,3% más), que ocupó el 8º puesto en la lista mundial, por detrás de Argentina y por delante de Rusia.


Los ficheros adjuntos son visibles únicamente para usuarios registrados. Pulsa aquí para registrarte.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015