Cobadu facturó 275 M€ en 2015 e invirtió 12 M€ en su tercera fábrica de piensos

 La Cooperativa del Bajo Duero (Cobadu), con sede central en Moraleja del Vino (Zamora), presentó el pasado 15 de junio en la Asamblea General de socios, los datos de su actividad al cierre del ejercicio 2015. Como cifras más relevantes, registró una facturación de 275 millones de euros y 563 incorporaciones de nuevos socios que, junto con los ya asociados y el resto de clientes aglutinan más de 15.000 agricultores y ganaderos.

Los beneficios después de impuestos de la cooperativa zamorana se elevaron a 1,5 millones de euros, con un alza de su actividad en cerca del 11% y crecimientos en todos los sectores, pero en especial en la venta de piensos y en la comercialización de terneros, y más levemente en leche de oveja y de gasóleo

La cooperativa consolidó sus actividades en las áreas de agricultura y ganadería y creó durante el pasado año, además, nuevos servicios para satisfacer las demandas de los socios. En el área de agricultura, el crecimiento fue muy notable en los últimos años, pasando a situarse a la cabecera de las cooperativas agrarias castellano y leonesas en cuanto a número de agricultores y volúmenes de actividad.

Durante el pasado ejercicio aumentó un 24% las ventas de gasóleo, entre otros suministros. Además, se recepcionaron 315.313 t de cereales, oleaginosas y proteaginosas, para cuyo almacenamiento cuentan con 25 naves y 36 silos, con una capacidad de más de 225.000 toneladas.

La cooperativa cuenta también con otras instalaciones en su sede central, tales como una planta deshidratadora de forrajes, un centro de selección de semillas y dos secaderos de cereales. Se prestan a su vez diferentes servicios agronómicos, para lo cual la cooperativa dispone de una plantilla con 12 ingenieros técnicos agrícolas.

Área de ganadería

En el área de ganadería, la cooperativa cuenta con tres fábricas de piensos y una planta de mezclas UNIFEED. Se vendieron 501.640 t de pienso y materias primas en el ejercicio 2015. Por otra parte, la comercialización de producciones ganaderas de los socios se incrementó en torno a un 6% respecto a las cifras de 2014.

Más, en concreto, la tercera fábrica de piensos, que empezará a funcionar en pruebas en julio en la sede de Moraleja del Vino, será la más grande de España en dimensión, con 50 metros de altura, y  ha supuesto una inversión de 12 millones de euros.

Contará con una línea industrial específica de pienso para avicultura y cunicultura, así como una nueva línea para rumiantes. Tiene capacidad para elaborar 60 toneladas de pienso a la hora,  con la intención de que las ventas de piensos de la cooperativa superen las 500.000 toneladas en total. Este aumento se debe a que se ampliado el mercado de clientes a Extremadura y a Portugal.

En el país vecino cuenta ya con cerca de 1.100 clientes de los 15.000 totales, mientras que en Extremadura las ventas se centran en la comarca de Plasencia y en el entorno de Cáceres. Cobadu vende pienso también a los cerca de 6.000 socios de la provincia de Zamora, 2.500 de Salamanca, 600 de Valladolid, 400 de  Ávila y 200 de León.

Además, el área de ganadería cuenta con 19 veterinarios que prestan servicios técnicos, de asesoramiento en nutrición, realización de análisis, identificación, etc., y dispone de un laboratorio de análisis de materias primas y piensos con dos farmacéuticos encargados del control de calidad.

El hecho de centralizar e invertir en la sede principal “nos permite optimizar nuestras instalaciones y personal, de tal manera que aprovechamos la capacidad de nuestras naves de almacenamiento durante las diferentes campañas (alfalfa, cereales de verano, maíz y oleaginosas) lo que nos hace ser muy competitivos, por lo que estamos teniendo un fuerte incremento de nuestra actividad tanto en las zonas históricas y como en otras limítrofes”, según fuentes de la propia cooperativa.

Inversiones futuras

Para atender a las demandas de los más de 15.000 agricultores y ganaderos que confían en la cooperativa, durante 2015 se han construido almacenes de suministros en Guijuelo y San Cristóbal de Entreviñas. Junto a este último se ha instalado también una unidad de suministro de gasoil que dará servicio a los socios de las zonas más cercanas.

En cuanto a las inversiones futuras está previsto construir en un área comercial junto a la sede central, así como nuevos almacenes en Manganeses de la Lampreana y Toro, según las mismas fuentes.

“Todo esto ha sido posible gracias al alto nivel de confianza de socios, clientes, proveedores y entidades financieras en nuestra cooperativa, así como a la dedicación de todos los empleados. Las claves de éxito durante todos estos años han sido el trabajo, la honradez y la transparencia en la gestión, aspectos que, junto a la estabilidad tanto en la parte representativa como en la ejecutiva han contribuido al crecimiento de la cooperativa”, añaden desde Cobadu.

El acto de la Asamblea general, al que acudieron los delegados comarcales de la cooperativa elegidos en las Juntas Preparatorias, asistió Milagros Marcos, consejera de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León. En la clausura, la Consejera destacó la labor de la cooperativa en el sector agropecuario regional, situándola como modelo cooperativo a seguir.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015