Cobadu elevó un 10% su actividad agro-cooperativa y facturó 272 millones de euros en 2014

Cobadu presentó el pasado 17 de junio en la Asamblea General de socios, los datos de su actividad al cierre del ejercicio 2014, cuyo gerente, Rafael Sánchez Olea calificó de ‘excepcionales’.

En concreto, la cooperativa facturó cerca de 272 M€ y ganó casi medio millar de socios con respecto al año anterior, por lo que suma ya cerca de 15.000 agricultores y ganaderos entre asociados y clientes.

Cobadu, con sede central en la localidad zamorana de Moraleja del Vino (Zamora), cuenta con socios tanto en las nueve provincias de Castilla y León como en otras Comunidades Autónomas como Extremadura o Castilla-La Mancha, e incluso en Portugal.

El gerente de Cobadu, Rafael Sánchez Olea, explicó que el incremento de la facturación, hasta los 272 M€, requirió un esfuerzo adicional, ya que la anualidad estuvo marcada por la caída de precios. Por este motivo, la actividad de la cooperativa se incrementó más de un 10% para conseguir elevar la facturación un 5%.

La cooperativa consolidó sus actividades en las áreas de Agricultura y Ganadería y ha creado además nuevos servicios para satisfacer las demandas de los socios.

En el área de Agricultura, el crecimiento está siendo muy notable en los últimos años, pasando a situarse a la cabecera de las cooperativas agrarias castellano y leonesas en cuanto a número de agricultores y volúmenes de actividad.

Durante el pasado ejercicio aumentó un 15% la comercialización de abono y un 5% el gasóleo, entre otros suministros, y se recogieron 234.491 t de cereales, oleaginosas y proteaginosas, para cuyo almacenamiento la cooperativa cuenta con 24 naves y 30 silos con una capacidad de más de 225.000 toneladas.

Dentro del área de Agricultura, la cooperativa cuenta con una planta deshidratadora de forrajes, un centro de selección de semillas y dos secaderos de cereales, y una plantilla de 12 ingenieros técnicos agrícolas.

 

Área de Ganadería

En el área de Ganadería, Cobadu comercializó 519.552 t de pienso y materias primas, lo que supone un incremento de 42.117 toneladas. Por otra parte, la comercialización de producciones ganaderas de los socios se incrementó en torno a un 10% respecto a las cifras de 2013.

Esta área cuenta con 19 veterinarios que prestan servicios técnicos, de asesoramiento en nutrición, realización de análisis, identificación, etc., además de disponer de un laboratorio de análisis de materias primas y piensos, con dos farmacéuticos encargados del control de calidad.

‘El hecho de centralizar e invertir en la sede central nos permite optimizar nuestras instalaciones y personal, de tal manera que aprovechamos la capacidad de nuestras naves de almacenamiento durante las diferentes campañas (alfalfa, cereales de verano, maíz y oleaginosas), lo que nos hace ser muy competitivos’, añaden.

Para atender a las demandas de los más de 15.000 agricultores y ganaderos que confían en la cooperativa, ‘contamos con una nueva nave de almacenamiento de cereal y una instalación para el ensacado de abono y se está construyendo en las instalaciones centrales una nueva torre de fabricación que, previsiblemente entrará en funcionamiento en 2016’, explican desde la cooperativa.

En cuanto a las inversiones futuras está previsto construir nuevos almacenes en San Cristóbal de Entreviñas, Manganeses de la Lampreana, Guijuelo y Toro, además de un gasocentro en San Cristóbal de Entreviñas.

Según fuentes de la cooperativa, ‘todo esto ha sido posible gracias al alto nivel de confianza de socios, empleados, clientes, proveedores y entidades financieras, cuyas claves de éxito durante todos estos años han sido el trabajo, la honradez y la transparencia en la gestión, aspectos que, junto a la estabilidad tanto en la parte representativa como en la ejecutiva han contribuido al crecimiento de la cooperativa’.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015