Castilla-La Mancha lidera el crecimiento de superficie cultivada de almendra y pistacho

El pasado día 30 de junio tuvo lugar en Albacete la Jornada Nacional de Frutos Secos, organizada por Cooperativas Agro-alimentarias de España con la colaboración de Cooperativas Agro-alimentarias Castilla-La Mancha y el patrocinio del Banco Santander, MAPFRE y Certifood, que ha pretendido mostrar la actualidad del sector e intentar poner sobre la mesa soluciones a la problemática de la almendra amarga, verdadero desvelo actual de los productores regionales y españoles.

Tal y como explica el técnico sectorial de Cooperativas Agro-alimentarias Castilla-La Mancha, Jesús Ángel Peñaranda, “se ha elegido Albacete como punto de encuentro debido a que es una provincia con un importante crecimiento del cultivo del almendro, no en vano es la provincia que más superficie de este cultivo tiene y que ha tenido un mayor incremento de nuevas plantaciones”.

Según los datos ofrecidos por la Mesa Nacional de Frutos Secos, la estimación de cosecha para esta campaña 2016 es de 3.228 toneladas de almendra en grano. El dato más relevante viene del aumento de la superficie cultivada de este producto, que este año ha llegado a las 94.418 hectáreas declaradas, es decir, más de 20.000 hectáreas en un año, ya que en 2015 había 73.091 hectáreas.

Respecto al pistacho, en 2015 había en la región 7.555 hectáreas declaradas y este año ya son 10.857 las hectáreas dedicadas a este cultivo.

El objetivo de la jornada ha sido abordar los temas de mayor interés, poniendo especial atención en la problemática de la almendra amarga, “si no se colabora tanto desde las Administraciones como desde el sector para erradicar su presencia entre las almendras dulces, supondrá una limitación para la defensa y la comercialización de la producción de almendra en España”.

De hecho, en este sentido, la demanda de almendra dulce está creciendo a nivel mundial, “pero si no somos capaces de erradicar la almendra amarga, los mercados buscarán y comprarán el producto en otras zonas donde no tengan este problema”. Este tema ha sido abordado por Federico Dicenta, profesor de Investigación del CEBAS-CSIC.

Asimismo José Egea, profesor de investigación de CEBAS-CSIC, ha abordado los aspectos de floración tardía y extratardía como elementos clave para poder desarrollar el cultivo de almendra en Castilla-La Mancha, minimizando los riesgos que en la región hay de heladas tardías. “El hecho de contar con estos tipos de floración es uno de los motivos por los que se está incrementando la superficie de almendro en la región, ya que minimiza en gran medida los riesgos de pérdida de cosecha por heladas, haciendo así mucho más atractivo y rentable el cultivo”.

Además, el Seguro de Frutos Secos ha sido uno de los aspectos que se han tratado en la jornada, través del director de ACM Especialistas en Riesgos Agroalimentarios, Pedro Leandro Mayorga, y del director del Canal Agropecuario de MAPFRE, Juan Sáez, ya que hasta la fecha no se recogía la realidad de las explotaciones de almendro y, sobre este tema, ENESA llegó al acuerdo de plantear unas mejoras en el seguro del almendro que permiten adaptar mejor el seguro a la realidad de cada una de las explotaciones”.

La mesa redonda “El presente y el futuro del sector de los frutos secos” ha contado con la intervención de tres cooperativas que tienen muy desarrollada su actividad en toda la cadena de valor de la comercialización de la almendra: Unió, Almendrera del Sur y Frutos Secos Alcañiz, además de la empresa Pistachos del Sol. “Ellas nos han trasladado la situación y perspectivas del futuro de estos dos cultivos, poniendo de manifiesto la necesidad de agrupar y concentrar la producción y contar con estructuras que permitan su correcta comercialización”, afirma Peñaranda, quien matiza que “además se ha puesto en valor el modelo cooperativo dentro de este sector como entidades fundamentales para la vertebración, la generación de valor y la búsqueda de la máxima rentabilidad para el agricultor”.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015